Canarios Sin Alas pide ayudas para los viajes de hijos de separados que viven en la península

El colectivo persigue desde hace años que desde las instituciones "se acuerden medidas para acercar Canarias al resto del territorio español"

Guardar

El Aeropuerto de Tenerife Sur/ Europa Press
El Aeropuerto de Tenerife Sur/ Europa Press

La Asociación Canarios Sin Alas ha pedido al Gobierno de España que las bonificaciones que reciben los residentes canarios para viajar a la península se apliquen a los menores de familias separadas que no viven en Canarias pero cuyos progenitores figuran empadronados en las islas.

Según ha informado este lunes la Asociación en un comunicado, el colectivo persigue que desde las instituciones "se acuerden medidas para acercar Canarias al resto del territorio español".

Con la actual normativa, los viajes de los menores que viven en la península y que tienen familia en las islas, "además del billete sin subvencionar, están obligados a viajar con acompañante", lo que unido a que suelen desplazarse en fin de semana o en periodo de vacaciones escolares, en los que hay mucha demanda, el precio del vuelo puede oscilar entre los 400 y los 500 euros.

Situación de urgencia

En el Congreso de los Diputados se han aprobado dos Proposiciones no de Ley instando al Gobierno a buscar una solución, detalla la asociación, pero "no parecen entender la urgencia de la situación de muchas familias, cuyos hijos crecen desarraigados".

A su juicio, "este último año de legislatura tiene una gran oportunidad para demostrar que la política sirve para cambiar las cosas y solucionar situaciones injustas" porque "si hay voluntad de resolver el problema se puede".

Como valoran "no son tantos casos, así que no supondría un gasto inasumible", pero "es de justicia que se defienda el derecho de los niños a poder convivir con ambos progenitores", algo que "se hace económicamente inviable en el caso de padres separados cuando uno de los progenitores reside en Canarias y el otro en la península".