La Concejalía de Movilidad ejecuta un nuevo entorno escolar seguro en el CEIP Nanda Cambres

El entorno del colegio es ahora un espacio en el que el peatón tiene preferencia

Guardar

Los concejales José Eduardo Ramírez y Mari Carmen Reyes y la directora del centro, Esther García-Machín Angulo. / Concejalía de Movilidad
Los concejales José Eduardo Ramírez y Mari Carmen Reyes y la directora del centro, Esther García-Machín Angulo. / Concejalía de Movilidad

El CEIP Nanda Cambres de Las Palmas de Gran Canaria tiene desde este jueves un entorno escolar seguro. El ayuntamiento capitalino ha presentado las actuaciones que convierten el espacio en una zona residencial de calmado de tráfico con preferencia peatonal.

En la intersección entre las calles Suárez Naranjo y Carvajal, la prioridad de la circulación en calzada es ahora para los peatones y la velocidad máxima permitida es de 10 km/h.  Además, la circulación por las dos vías no podrá superar los 20 km/h en el resto de su trazado hasta llegar a esta intersección y se ha incrementando la superficie peatonal en las esquinas y aumentando la visibilidad en los cruces.

También se han instalado seis aparcabicis en los acceso al colegio, bolardos para deliminar las nuevas zonas y dos jardineras en la zona peatonal de acceso al centro que protegerán contra la invasión de vehículos estacionados, "permitiendo delimitar el espacio ganado en la calzada para los escolares y sus familiares", explica la Concejalía de Movilidad.

"Esta iniciativa, que se está llevando a cabo en varios centros escolares de la capital, tiene como objetivo mejorar la accesibilidad a los colegios, la movilidad de alumnado, profesorado y familias, y la seguridad de todos y todas, alejando el tráfico de las puertas de los centros y, embelleciendo su entorno”, explicó el concejal de Movilidad José Eduardo Ramírez.

Estas actuaciones, enmarcadas en lo que se conoce como urbanismo táctico –actuaciones de bajo coste y de ejecución e impacto relativamente rápido–, han estado acompañadas por la instalación de dos Besa y Baja próximos a una de las puertas de entrada –situada en la calle Suárez Naranjo– para aquellos progenitores o tutores que no tengan otra posibilidad que el uso del vehículo privado para acceder al centro. 

Actualmente, la Concejalía de Movilidad está proyectando la creación de entornos escolares seguros en varios centros educativos del municipio, repartidos por los diferentes distritos. Se están finalizando las actuaciones en el Colegio San Juan Bosco y el CEIP Mesa y López. A continuación, se desarrollará esta iniciativa en otros centros como el Iberia, el Adán del Castillo, el Drago, La Paterna o el Cruz de Piedra.