Episcan se une a OESP para defender la industria del material sanitario

Guardar

episcan
episcan

Episcan, fabricante de productos sanitarios de protección afincada en Tenerife, se ha adherido a la Asociación Española de Fabricantes de Mascarillas, Batas y EPIs, OESP, para combatir las malas prácticas llevadas a cabo en el sector y con el objetivo de preservar el tejido empresarial surgido a raíz de la crisis provocada por la Covid-19 y poner en valor la importancia de la industria.

La compañía genera ya más de 25 empleos directos y tiene una capacidad de producción de 1,5 de mascarillas al mes.

Calidad y certificación como pilares de la compañía

 Episcan dispone de la licencia de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS). De esta manera, se garantiza la alta calidad técnica de los productos fabricados en la planta de Tenerife y se consigue destacar su valor frente a otros fabricantes tanto nacionales como internacionales que no cuentan con la certificación de la organización sanitaria.

Asimismo, la compañía utiliza materias primas producidas dentro del marco nacional para garantizar las buenas prácticas de fabricación de estos y tiene establecidos rigurosos procesos en la cadena de producción para asegurar un resultado acorde con los estándares de calidad.

 

OESP persigue la unión de toda la industria española

La organización, presidida por Francisco Sánchez (presidente de PI Medical), cuenta actualmente con 14 socios repartidos en diferentes zonas geográficas de la Península, en Extremadura, Madrid o Andalucía, entre otros, y trabaja por la adhesión de otras empresas del sector.

Actualmente, el conjunto de las entidades adheridas a la asociación genera más de 550 empleos directos y tiene una capacidad de producción de 135 millones de mascarillas al mes.

Así, desde OESP, se persigue conseguir la unión de todas las empresas que han decidido desarrollar esta actividad en España con el fin de impulsar y homogeneizar el mercado del producto nacional para protegerlo y darle valor.

Sánchez declara que “buscamos que se destaque el papel de las empresas que respetamos las normas, la regularización vigente y las disposiciones legales que garanticen el cumplimiento de las certificaciones según la normativa española y europea”.