Los contratos temporales dominan el empleo juvenil

Guardar

gente trabajador empleo jacfotografo
gente trabajador empleo jacfotografo

Las posibilidades de un ingreso fijo mensual para los jóvenes no han mejorado este verano. Según el Servicio Público de Empleo Estatal, durante el mes de julio solo un 6,2 % de los contratos firmados por jóvenes menores de 25 años fueron indefinidos.Esto implica que de los 466.452 contratos firmados en julio por trabajadores menores de los 25 años, solo 28.808 contratos fueron acordados sin límites temporales. De hecho, en términos generales, los contratos temporales siguen predominando frente a los indefinidos.

Contratos temporales

Según la última Encuesta de Población Activa, en la que se recogían los datos del segundo trimestre de 2021, en estos tres meses hubo 403.200 asalariados más, de las que 98.100 personas firmaron un contrato indefinido frente a las 305.000 que lo firmaron de carácter temporal, lo que implica que la tasa de temporalidad sube 1,27 puntos, hasta el 25,06 %.Dentro de la problemática de los contratos temporales se suma, además, el del cobro en dinero negro, con los jóvenes como principal colectivo en aceptar esta forma de remuneración. Según un estudio de Infojobs, "los jóvenes entre 16 y 24 años son los que se muestran con mayor predisposición a cobrar en B (39%) además de ser el colectivo que afirma en un mayor porcentaje haber recibido este tipo de ingresos en los últimos tres años (30%)".

Menos posibilidades que hace 40 años

La duración de los empleos y el aumento de los contratos temporales dejan un panorama a los jóvenes que nada tiene que ver con las posibilidades económicas que tuvieron sus padres. Según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), “en 2019, la mediana del salario mensual real de los jóvenes entre 18 y 35 años era menor que en 1980, con caídas que van desde el 26% para aquellos con edades entre 30 y 34 años hasta el 50% para los de 18 a 20 años”.Estas cifras ejemplifican lo que ya recoge la Encuesta INJUVE de 2019: un 75% de las personas entrevistadas señalan que no se han emancipado por razones relacionadas con la falta de estabilidad en los ingresos. Este aspecto se relaciona directamente con otro que tiene en cuenta la misma encuesta, y es que mientras que en 2008 un 88,1 % de los jóvenes no tenían hijos, en 2019 el porcentaje ascendió hasta el 92 %. 

Archivado en: