Joaquín Martínez

Opinión

IA: el futuro de la ciencia ficción ya está aquí

Emprendedor y empresario

Guardar

Según la definición de la RAE, la inteligencia artificial (IA) es la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico. Hoy vamos a hablar de aquellos proyectos de inteligencia artificial que están a un clic de distancia de poder ser usados por todos nosotros y de los que, probablemente, desconocías su existencia.

DALL-E y otros artistas cibernéticos

En abril de 2022 se publicó una plataforma llamada DALL-E 2 (pronunciado Dalí) que, a su vez, era la evolución del sistema DALL-E, que había sido lanzada a inicios de 2021 por la empresa OPEN AI.

¿Y qué hace tan especial a este sistema? Pues, básicamente, la capacidad de generar imágenes a través de instrucciones que nosotros le proporcionemos. Es decir, nosotros le ponemos las ideas que deseemos ver plasmadas y en qué formato y esta inteligencia artificial convierte esto en varias imágenes para elegir. Por ejemplo, podemos pedirle “una pintura al óleo del desembarco de Cristóbal Colón en América montado en una patineta eléctrica” o “un caniche jugando al póker en Central Park utilizando el estilo cubista”. Lo que se nos ocurra. El límite es nuestra imaginación… y algunos elementos censurados (violencia, sexo, la utilización de personajes públicos, etc.).

A 19th century oil painting of Christopher Columbus landing in America riding an electric scooter./
A 19th century oil painting of Christopher Columbus landing in America riding an electric scooter./ Imagen generada con la IA Stable Diffusion @https://beta.dreamstudio.ai/dream

A cambio de unos céntimos de euro por cada fotograma, lo que obtenemos es una imagen única y la cesión de todos los derechos comerciales de la misma. Podremos usarla en nuestra web, redes sociales o hacer camisetas para nuestra sobrina favorita.

Este proyecto aún está en fase de beta privada -es decir todavía se trata de una prueba cerrada y exclusiva para los usuarios que la desarrolladora del proyecto haya seleccionado- pero se prevé que esté disponible para el gran público a finales de este mismo año.

DALL-E no es el único proyecto de este tipo. En la actualidad, hay sistemas de código abierto como Stable Diffusion que no tiene censura de ningún tipo.

Los grandes monstruos tecnológicos como Google, Microsoft o Meta (Facebook) no se han querido perder nada de esto y también tienen sus proyectos propios, cada uno con sus especificidades: el de Google puede generar texto (cosa que DALL-E no), el de Meta permite hacer un boceto previo para que la IA tenga más información de lo que queremos. El de Microsoft va un poco más allá y, a partir de una imagen dada, puede generar un video o una animación. Por ejemplo, le damos una foto de una playa y el mar y nos da un video de esa misma playa con el movimiento de las olas.

Elvis Presley bailando en el Teide al estilo Dalí./ Imagen generada con la IA Stable Diffusion @https://beta.dreamstudio.ai/dream
Elvis Presley bailando en el Teide al estilo Dalí./ Imagen generada con la IA Stable Diffusion @https://beta.dreamstudio.ai/dream

Generadores de textos automáticos

No se queda todo en imágenes, también existen avances de IA en la generación de textos.

Por un lado, están los que puedes poner un texto y lo que la inteligencia artificial hace es modificarlos para camuflarlos como propios, cambiando palabras por sinónimos, etc.

Por otro lado, existe la tecnología GTP-3 en la que participa la misma compañía OPEN AI, que emplea aprendizaje profundo para producir textos que simulan la redacción humana. Estos textos sirven por ejemplo para generar contenido (casi de cualquier tipo) que puede ser utilizado, por ejemplo, en los blogs de páginas web. En este caso, tu le lanzas dos o tres frases a la máquina y ella, en cuestión de segundos, te devuelve un texto elaborado basado en esas ideas que le has dado.

He visto varios ejemplos y te puedo decir que algunos son muy flagrantes, pero otros artículos, no habría descifrado que los había escrito una Inteligencia Artificial. ¿Y tú? ¿Crees que este articulo lo he escrito yo… o lo ha escrito una IA?

Pero esto es solo la punta del iceberg con lo que está por salir, con máquinas que empiezan a mostrar capacidad de razonamiento.

No te creas nada, ni siquiera lo que ves. Todo es una ilusión.

La tecnología, como ya vimos con el metaverso hace unos meses, avanza a una velocidad de vértigo. La manera en cómo las máquinas son capaces de tratar datos de forma creativa en base a nuestras indicaciones, es asombrosa y espeluznante a la vez.

El mundo cambia y si algo hemos ido aprendiendo en los últimos años con las fake news, es que no podemos creernos nada de lo que leemos por ahí. Nuestra prueba de veracidad era una foto, o un video. Pronto, y con esta tecnología también podrá trucarse esto.

Pero estoy seguro de que encontraremos otros métodos de verificación, porque los avances tecnológicos modifican el mundo y nos plantean nuevos retos (sobre todo ante los nocivos y malintencionados), pero nuestra capacidad de adaptación y superación está por encima de todo ello y encontraremos métodos de sobreponernos a los obstáculos.