El TDAH, un trastorno invisible para la sociedad

La medicación ha resultado ser una posible solución para niños y adultos que padecen este trastorno, algo que causa debate entre pacientes, psicólogos y médicos

Guardar

Los niños se ven afectados por el TDAH durante su aprendizaje. / Pixabay
Los niños se ven afectados por el TDAH durante su aprendizaje. / Pixabay

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), es un problema de salud mental que suele aparecer desde la infancia y continúa hasta la adultez. Se caracteriza por la hiperactividad, comportamientos impulsivos, y problemas de atención que conllevan a tener problemas en el rendimiento académico de quien lo padece así como mantener relaciones personales o estabilidad laboral. 

Se estima que en Canarias más del 5% de los niños que acuden al psicólogo se les diagnostica TDAH. De hecho, el TDAH es uno de los trastornos infantiles más comunes, aunque es difícil hacer referencia a cifras exactas ya que muchos casos no llegan nunca a diagnosticarse según la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad. 

Niños medicados por su déficit

Eduardo tiene en la actualidad 24 años. Padece TDAH desde que tiene uso de razón. Durante su infancia recibió medicación para tratar este trastorno. A pesar de ello, no se llegó a apreciar un cambio o rango de mejora, por eso su madre decidió que no la tomaría más. ‘’Recuerdo que tomaba una pastilla azul y amarilla de cápsula todos los días durante meses’’, argumenta. 

Natalia Álvarez Mederos, Psicóloga General Sanitaria, subraya que en su opinión no debería utilizarse medicación en los niños salvo en casos muy graves, y sobre todo que esa medicación sirva como complemento extremadamente necesario al psicológico. 

Diagnóstico insuficiente 

De igual manera, la psicóloga asegura que el problema surge cuando se medica pero no se brinda un apoyo real. ‘’Ahí no estamos dando una buena respuesta. He visto cómo se quería dar un medicamento a un niño de 5 años, cuando el tratamiento está establecido para mayores de 7 años’’, subraya. 

De igual manera, y en relación con el diagnóstico y atención insuficiente del TDAH, Álvarez señala que hay poca asistencia psicológica a nivel público. ‘’Muchas veces no existe la opción de derivar a la persona al psicólogo para mejorar sus circunstancias, y al final la única herramienta es la medicación. Pasa igual con la ansiedad y los estados depresivos’’, indica. 

Dificultad en el aprendizaje 

Eduardo señala que tiene mucha dificultad a la hora de concentrarse así como al realizar varias cosas al mismo tiempo. No solo nota la falta de concentración en el ámbito académico, sino también en las relaciones personales. 

‘’Creo que el TDAH se trata hoy en día de manera insuficiente. Se deberían implantar técnicas educativas especiales para estos niños así como fomentar la atención psicológica’’, destaca Eduardo. 

A su vez, Natalia Álvarez considera que el TDAH se está usando como el “cajón desastre” de cualquier dificultad durante la infancia sin tener una visión integral del menor. ‘’En muchos de los casos, la poca capacidad de atención de los niños es debido a otra circunstancia tanto en el ámbito académico como alguna dificultad de aprendizaje o desmotivación’’, destaca la psicóloga. 

Por su parte Eduardo, como adulto diagnosticado de este trastorno, insiste en que el TDAH está invisibilizado por la sociedad. ‘’Cada niño es un mundo, no todos aprenden igual. Les hacen creer que son despistados y que no valen para estudiar o tener objetivos en la vida, y lo único que necesitan es apoyo’’, concluye.