Tres décadas con Manolo Vieira, el cómico que no cuenta chistes en su vida privada

Santiago Falcón, el que ha sido su mánager y productor durante treinta años, hace un repaso de la carrera del humorista

Guardar

Manolo Vieira. / Europa Press
Manolo Vieira. / Europa Press

“Manolo Vieira no te cuenta chistes en la vida privada, te cuenta historias y es tan buen relator como en la vida pública”, dice Santiago Falcón mientras recuerda vivencias con el humorista del que lleva treinta años siendo mánager y productor. El cómico, que se bajará el próximo año de los escenarios, ha sido un miembro más de la familia de muchos hogares canarios por la cercanía que emana. Pero muy poca gente lo conoce tan bien como Falcón, quien lo ha acompañado durante casi toda su carrera profesional junto a Víctor Santana.

Ambos se conocieron en la década de los 90 cuando estaban trabajando en Madrid. Vieira haciendo actuaciones y Falcón en Televisión Española (TVE). “En esa época tenía una amiga a la que le gusta mucho Manolo y de vez en cuando iba a verlo a un local de la Gran Vía”, recuerda el productor, que cuenta que de vez en cuando se acercaban al camerino del artista a saludarlo y así establecieron contacto. Tiempo después, llegan a un acuerdo para que actuara haciendo monólogos en el Beach Club —local que regentaba el productor junto a Javier Suárez— y cuando termina esa relación laboral el cómico se muestra interesado en que Falcón fuera su mánager.

Vivencias

Todo el tiempo que Santiago Falcón ha pasado al lado del artista ha hecho que el productor considere que en realidad no tengan anécdotas, “sino vivencias”. “Lo que yo tengo de él, que probablemente no lo tenga prácticamente nadie, son las horas de coche, de relato, pensamiento y memorias suyas que me ha contado”, porque “es una persona que no se corta en hablar y contar cosas”.

Te das cuenta de que muchas de esas historias están inspiradas en las que relata sobre el escenario”, dice el mánager, que se muestra tajante al respecto: “Nada de lo que hace sale de la nada, es una aspiradora gigante de la realidad que la introduce dentro del espectáculo a su manera de crear un relato y después la expone”.

Triunfo en la península

Manolo Vieira vivió durante algunos años en el barrio de Ventas en Madrid y estuvo presente en programas de TVE como ‘No te rías que es peor’ o ‘Esto es espectáculo’. En 1999 fue colaborador en el programa radiofónico ‘Protagonistas’ de Luis del Olmo en Onda Cero. Falcón pudo disfrutar de esa etapa del cómico, aunque no tan de cerca como sí lo haría más tarde. “Yo fui más espectador que testigo de su historia en Madrid”, aseveró.

En sus paseos por la Gran Vía, Santiago Falcón pudo ver carteles del cómico junto a otros “de Martes y 13, Pedro Ruiz y Los Morancos” y resalta que las veces que fue a verlo “la sala siempre estaba llena”. El triunfo del grancanario por la península para su mánager no es casualidad: “Es que Manolo es muy bueno”, afirma con admiración.

Manolo Vieira con Santiago Falcón y Cándido López. / Atlántico Hoy
Manolo Vieira con Santiago Falcón y Cándido López. / Atlántico Hoy

“La gente le pedía historias”

Aunque al cómico le gusta desmarcarse de la influencia que ha generado, para muchos ha marcado escuela. El productor considera que el de La Isleta puede ser “el primer monologuista español de la época moderna”. Opina que en su faceta de creador “es un genio” porque “tiene una capacidad muy grande de construir universos y sus propios personajes”. Cuco, Fefo o Maruquita con algunas de las creaciones de Vieira. Personas que no son reales, pero que forman parte de historias que muchos escucharían una y otra vez.

Su mánager narra una anécdota en la que durante una actuación del humorista “estaba presente un gran productor musical de la península”, quien alucinó con que la gente le pidiera historias y chistes en concreto a Vieira. “Me dijo con asombro que era como un cantante de rock al que le pedían los temas”, relata el mánager.

La cotidianeidad

Ver que la gente se sienta representada por las historias que cuenta el humorista no es extraño. El productor piensa lo mismo porque “uno de los grandes secretos que tiene Manolo Vieira es hacer de la cotidianeidad algo señalado”, y agrega: “Las cosas que son de nuestro día a día provocan un efecto espejo donde nos vemos en lo ridículo que somos y otras lo geniales que somos”.

De las palabras del mánager sobre Vieira y de la forma en la que se refiera a él se puede deducir que el artista es una persona cercana que puede tener la certeza de que su deseo de que lo recuerden como “buena gente” se cumpla. “Manolo es una persona que ha ayudado a mucha gente de una manera anónima”, aseguró Falcón.

Cartel de la gira de despedida de Manolo Vieira. / AH
Cartel de la gira de despedida de Manolo Vieira. / AH

“Un punto de comunión”

El productor rememoró una historia en la que una persona contó una vez que su madre tenía un proceso de alzhéimer avanzado y que con lo único que se reía era con los monólogos del cómico. “Lo único que la hacía conectar con el mundo era Manolo”, apostilló Falcón.

El artista es un nexo entre generaciones. El mánager afirma que “estudiantes que están fuera de las islas se han juntado en una habitación para escucharlo”. “El otro día estaba hablando con un chico que estudia en Salamanca y me decía que, por favor, le reservase una entrada para Navidad”.

Manolo Vieira. / Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria
Manolo Vieira. / Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Antes de actuar

Quienes se dedican al mundo del espectáculo suelen tener rituales y costumbres personales antes de enfrentarse al público y Manolo Vieira no es ajeno a esa realidad. “Aunque evidentemente él llega duchado de casa, siempre que tiene la posibilidad de volver a ducharse un rato antes de comenzar a actuar lo hace”, asevera Falcón. Además, explica que el cómico se maquilla solo y luego se viste y se pone “su ropa de trabajar, que no es una caracterización”. El mánager detalla que Vieira se concentra mucho antes de salir, “pero no es el típico que pide que lo dejen solo”.

Un ritual que Manolo Vieira seguirá haciendo hasta que finalice la gira que comienza este mes de noviembre y finalizará en mayo de 2023: La última y nos vamos. Dirá adiós a un recorrido de 42 años y, sobre ese asunto, Falcón tiene muy claro lo que piensa: “En el equipo lo estamos viviendo con absoluta felicidad porque es Manolo el que se baja de la guagua y no es la guagua la que se para”.

El humorista deja una obra detrás de la cual hay una gran crítica social, pero sin que “le hayan tirado nunca tomates”, como bromeó el propio Vieira en la rueda de prensa en la que anunció su despedida. Su mánager tiene clara la razón y es porque “ha hecho un humor totalmente constructivo, ha tenido un respeto brutal por los espectadores y es alguien lleno de amor”.

Archivado en: