El CD Tenerife hace disfrutar a su afición venciendo a la Ponferradina

El CD Tenerife venció a la SD Ponferradina en un encuentro en el que los blanquiazules hicieron disfrutar a su afición

Guardar

El CD Tenerife ilusiona. Y lo hace desde el trabajo de un equipo equilibrado que no concede ocasiones y que compite sin mostrarse inferior a sus rivales. Visitaba el Heliodoro un imbatible líder, la SD Ponferradina, que era el único equipo de LaLiga SmartBank que había hecho pleno en los primeros encuentros del campeonato. El saque de honor de la 'sirenita de oro' de Tenerife, Michelle Alonso, fue el preludio de que la victoria tinerfeñista se confeccionaría brazada a brazada, incesante y aprovechando sus oportunidades.No habían pasado ni 30 segundos y el CD Tenerife tuvo su primera aproximación a la meta defendida por Lucho García con un lanzamiento de Shashoua que salió desviado. Tras otro intento inofensivo del británico, llegó el primer susto para los locales. José Naranjo paseó el fantasma del extinerfeñista que bate al CD Tenerife y tuvo dos oportunidades, en los 5 primeros minutos para adelantar a la SD Ponferradina. La primera el cabezazo le salió por encima del larguero y, en la segunda, se plantó solo ante Juan Soriano y la buena salida del cancerbero hizo que el andaluz se precipitase y lanzase fuera.En el minuto 8, Elady Zorrilla reclamaba penalti, pero ni Hernández Maeso ni el VAR vieron nada punible en la acción inextremis de la defensa leonesa. Los ataques ganaban a las defensas y el centro del campo, por ambos conjuntos, era superado con pases en profundidad, entre líneas o a la contra. Yuri hacía trabajar a Soriano y Shashoua no conseguía dirigir un centrochut de Álex Muñoz.

El CD Tenerife se volcó hacia la puerta de Lucho García

El balón parado también se convirtió en un arma para tinerfeños y bercianos. Naranjo lo intentó directo con rosca, a las manos de Soriano; y Sipcic quiso volver a batir a los leoneses, como hiciera en el último encuentro antes de la pandemia; pero su cabezazo salió desviado. De cabeza, lo volvía a intentar el CD Tenerife. Elady remataba un centro de un ofensivo Álex Muñoz y Lucho García desviaba a saque de esquina ante la frustración del '9' local. No cesaba el CD Tenerife en su empeño de adelantarse en el marcador y el travesaño evitaba el tanto de Míchel Herrero, en una jugada que finalizó con Carlos Ruiz reclamando otra posible pena máxima. La SD Ponferradina superó el aluvión blanquiazul y se asentó sobre el césped del Heliodoro. Los visitantes triangulaban con rapidez y Juan Soriano se hacía grande para mantener la igualada.

El Heliodoro volvió a celebrar los goles del CD Tenerife

Tras el paso por vestuarios, Ramis dio entrada a Mollejo por Bermejo, sin cambiar su idea, combinar por ambas bandas e intentar aprovechar algún centro. Tan sólo necesitó 5 minutos  Elady Zorilla, para a la tercera, conseguir la vencida y superar a Lucho García. Una falta a Shashoua desde la frontal la lanzaba al primer palo, tocadita, Míchel Herrero y Elady Zorrilla de un cabezazo alojaba el balón en el fondo de las mallas y volvió a poner en acción las gargantas de la hinchada blanquiazul en el Heliodoro. El primer tanto del CD Tenerife en su estadio con su afición, tras el regreso del público a los estadios de LaLiga SmartBank, no hizo recular a los locales. Los blanquiazules seguían con su apuesta ofensiva y Álex Muñoz se unió a la fiesta, celebrando su titularidad con otro golazo marca de la casa. El lateral izquierdo tinerfeñista aumentaba distancias con un auténtico golazo. El alicantino tiene acostumbrada a la parroquia tinerfeñista de golazos y sumó uno más a su cuenta particular. El defensa lo hizo todo, se lo coció y generó. Un buen recorte en la frontal y un zurdazo, trallazo imparable para Lucho García. La fiesta volvió al Heliodoro.Con ventaja en el marcador Ramis metió piernas frescas ante una SD Ponferradina que adelantó líneas en busca de un tanto que les volviese a meter en el partido. Los locales se defendieron con balón, con solvencia defensiva, impidiendo que los pupilos de Bolo se acercasen con claridad a la portería tinerfeñista. La imbatibilidad berciana se quedaba en el Heliodoro ante un CD Tenerife que ya suma 3 jornadas seguidas sin encajar y que volvió a tener una comunión con su afición, de las que ganan partidos, y desata ilusiones.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM