La UD Granadilla se planta en semifinales de la Copa de la Reina tras eliminar al Sevilla

Los goles de Falknor y Koko garantizan a la UD Granadilla Tenerife un lugar en las semifinales de la Copa tras vencer al conjunto andaluz por 2-0 en el estadio de La Palmera

Guardar

Las jugadoras de la UD Granadilla Tenerife se abrazan tras el primer gol ante el Sevilla en la eliminatorio de Copa de la Reina./ Twitter
Las jugadoras de la UD Granadilla Tenerife se abrazan tras el primer gol ante el Sevilla en la eliminatorio de Copa de la Reina./ Twitter

La UD Granadilla Tenerife se clasifica para semifinales de la Copa de la Reina tras vencer al Sevilla FC por 2-0 con goles de Claire Falknor y Ange Koko. Tras la victoria cosechada el pasado domingo en Liga, precisamente ante el cuadro sevillano, por 1-0 en el Heliodoro Rodríguez López, las granadilleras se han impuesto de nuevo a las andaluzas, esta vez en el estadio de La Palmera, para solventar la eliminatoria de cuartos de final de Copa.

El Sevilla FC dispuso, desde el inicio, un planteamiento defensivo para obstaculizar la creación de juego de las tinerfeñas y mantener aisladas a las delanteras Cristina Martín-Prieto y María José. Durante la mayor parte del primer tiempo, la táctica sevillista fue efectiva y obligó a buscar el peligro a balón parado. La UD Granadilla supo adaptarse y en el minuto 12 Cristina Cubedo advirtió de su potencial en este tipo de jugadas enviando un cabezazo al larguero tras la falta sacada por Pisco

Gol anulado

La disputa en el centro del campo alejaba el peligro de las porterías y exigía la máxima entrega de mediocampistas como Natalia Ramos, que sufrió varios encontronazos con jugadoras sevillistas durante la primera mitad. Pasada la media hora de partido, el Granadilla comenzó a encontrar el camino hacia la portería de Itzel González y las sevillanas recurrieron a las faltas para detener las llegadas a su área.

Ante la ausencia de peligro por parte del Sevilla, el Granadilla ganaba poco a poco terreno en el partido. En el minuto 40 Aleksandra Zaremba puso un centro al área para la llegada de María José que, con un desmarque y un cabezazo girando el cuello, envió a la red. Sin embargo la colegiada Eugenia Gil no dudó y de inmediato invalidó la jugada por fuera de juego.

Falknor y Koko

Cuando ya parecía que el encuentro iría al descanso con el resultado inicial, Patri Gavira envió un pase medido a la carrera de Pisco por banda izquierda, que centró al área para que Falknor anotara el primero cazando el rechace de la guardameta sevillista. 

Ya en la segunda parte, el partido cambió por la necesidad del Sevilla de tomar más riesgos y por la entrada en ataque de Nasello y, sobre todo, de Koko. La marfileña fue una preocupación constante para la zaga sevillana con sus internadas por banda derecha pero también cuando buscaba diagonales hacia el centro, donde encontraría el gol. En la jugada del segundo tanto, emprendió la carrera hacia el centro driblando a las sevillistas que salían a su paso y abrió a banda para Martín-Prieto, que le devolvió el pase para que Koko marcara a placer.

Sin reacción

A partir de ahí, el Granadilla gestionó el partido con comodidad y, aún así, llevó más peligro que el Sevilla, incapaz de reaccionar. Pocos minutos después del gol de Koko, Zaremba pudo ampliar la ventaja pero su disparo desde fuera del área se estrelló contra la cruceta de la portería de Itzel.

El técnico sevillano intentó la reacción con la entrada de Payne, Cahynová y Vasconcelos pero José Herrera, que dirigió al Granadilla en este partido debido a la ausencia de Francis Díaz por sanción, acertó reforzando la retaguardia con Goad, Silvia Doblado y Sara López. La frustración de las sevillanas se completó con la expulsión, en el minuto 66, de Nagore Calderón por una plancha sobre el abdomen de Martín-Prieto.

Sin ideas en ataque y con una jugadora menos, el Sevilla ya pensaba en vuelta a casa con un balance negativo de dos derrotas consecutivas ante la UD Granadilla en dos competiciones distintas, Liga y Copa de la Reina, y en dos escenarios distintos, el Heliodoro y La Palmera.

Archivado en: