Canarias perdió un 6,6 % de sus empresas en el último año

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

Empresaria cerrando su negocio / Imagen de la red
Empresaria cerrando su negocio / Imagen de la red
Canarias es, junto a Baleares, la comunidad que más se ha visto afectada durante el último año en cuanto a destrucción de tejido empresarial. Ambas, las más ligadas al turismo.Según la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Baleares (-6,7 %), Canarias (-6,6 %) o la Comunidad Valenciana (-5,4 %), son las comunidades más dañadas por las repercusiones de la pandemia en materia económica.El número de empresas con asalariados dadas de alta en la Seguridad Social cayeron el pasado mes de febrero un 3,6 % en el conjunto de España, lo que supone 48.337 empresas menos que en el mismo mes del año anterior.

Freno a la recuperación

La patronal ha asegurado a través de una nota de prensa que entre enero y febrero se destruyeron cerca de 20.000 empresas," truncando la recuperación registrada desde agosto de 2020".Según ha recordado Cepyme, entre marzo y abril del año pasado se perdieron más de 91.000 empresas, aunque la reactivación de la actividad ayudó a que se recuperasen más de 57.000 hasta finales de 2020.Asimismo, ha advertido que la destrucción de empresas "se intensificará en los próximos meses" si no se implementan medidas "contundentes" y "bien instrumentadas", que se adapten al tamaño y la realidad de las empresas y que contribuyan a paliar los problemas de liquidez y solvencia.

Mayor impacto en las pymes

En este sentido, Cepyme ha recordado que el tejido empresarial está integrado mayoritariamente por pymes "de menor tamaño que sus homólogas europeas", y ha asegurado que este tipo de empresas sufre un mayor impacto.En febrero, las pequeñas empresas (10 a 49 trabajadores) fueron las más perjudicadas con la pérdida de 10.404 unidades (-6,7 %), seguidas de las medianas empresas (de 50 y 249 trabajadores) con la destrucción de 1.555 unidades (-6,1 %).Por sectores, las mayores caídas en términos anuales se registran en el ámbito de los servicios (-5,3 %) y de la industria (-2,3 %).