CEOE Tenerife pide ERTEs y créditos blandos para paliar el impacto de la quiebra de FTI

Su presidente, Pedro Alfonso, pide además la exención del pago del IGIC en aquellas facturas que no se han podido cobrar

Guardar

El presidente de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso./
El presidente de CEOE-Tenerife, Pedro Alfonso./

La CEOE de Tenerife solicitará al Gobierno de Canarias una serie de medidas ante la quiebra del touropeador alemán FTI, como la activación de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), "en caso de que sea necesario", o la concesión de créditos blandos.

Así lo ha avanzado en declaraciones a Radio Club Tenerife el presidente de la patronal tinerfeña, Pedro Alfonso, quien además pedirá la exención del pago del IGIC en aquellas facturas que no se han podido cobrar.

Vigilar el impacto

Unas propuestas que hace "mientras se redistribuye entre otras compañías" la cuota de mercado de FTI en Canarias, pero hasta tanto "hay que vigilar la situación de las empresas que puedan verse afectadas y, sobre todo, el impacto que pueda tener en el empleo".

Este operador turístico, el tercero más importante de Europa, cuenta con inversiones en una treintena de hoteles del archipiélago; supuso el 15 % del mercado alemán y movió en 2023 unos 500.000 turistas hacia las islas, con un impacto económico estimado de 800 millones de euros.

La quiebra

FTI anunció este lunes que presentaba una solicitud en un juzgado de primera instancia de Múnich (Alemania) para iniciar un procedimiento de insolvencia que afecta, por el momento, a la marca FTI Touristik, aunque otras empresas del grupo también solicitarán la apertura de dicho proceso en los próximos días.

La compañía informó de que se encuentra trabajando para garantizar que los viajes que ya han comenzado puedan completarse según lo planeado, aunque aquellos que aún no lo han hecho "ya no podrán realizarse o solo podrán realizarse parcialmente".

Archivado en: