Las ayudas en Canarias llegarán a los 5 millones por empresa y a todo sector

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

liquidación jacfotografo
liquidación jacfotografo
El Gobierno de Canarias ha decidido hacer uso de amplio margen que el Estado le ha concedido en el reparto de las ayudas nacionales a las empresas afectadas por la covid-19 ampliando su cobertura a todos los sectores, salvo el financiero, y fijando su techo en cinco millones de euros por beneficiario, 25 veces lo estipulado para la España peninsular.El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres (PSOE), ha explicado este viernes los detalles de decreto ley que va a regular en las islas el reparto de los 1.144 millones asignados por el Estado a Canarias dentro de este programa de ayudas, que suponen inyectar a su economía tres puntos de PIB a través de autónomos y empresas.Las ayudas se concederán a empresas que hayan suportado en 2020 una caída de facturación superior al 30 %, con estos topes: hasta 3.000 euros para los autónomos sin asalariados; hasta 500.000 euros, para las pymes de uno a 10 trabajadores; hasta 1,8 millones de euros, para las empresas con plantillas de 11 a 49 empleados; y hasta 5 millones para la compañías con 50 o más personas en nómina.

Requisitos

Las ayudas podrán solicitarse del 15 de junio al 28 de julio, con una doble condición: no haber tenido pérdidas en 2019 y haber sufrido un recorte de facturación de más del 30 % en 2020, algo que se entenderá imputable a la crisis provocada por la pandemia.De requisito de no haber incurrido en pérdidas en 2019 van a quedar exceptuadas en los dos archipiélagos las empresas afectadas por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, que provocó un importante daño en el sector turístico, pero también en el caso de Canarias aquellas empresas que puedan acreditar que sus cuentas de ese año se debieron a un hecho excepcional, como una plaga agrícola. Las ayudas comenzarán a pagarse en cuanto se acrediten los requisitos, que el decreto ley que las regula fija en niveles mínimos: los autónomos solo deberán aportar una declaración responsable; las empresas que aspiren a ayudas de menos de 100.000 euros, lo mismo, más una cuenta justificativa simplificada; y la firmas que pidan más de esa cantidad, los dos documentos anteriores más un informe de auditoría.El presidente Torres y sus consejeros de Hacienda y Economía, Román Rodríguez, han agradecido al Gobierno central que entendiera que Canarias tenía que ser la comunidad más beneficiada por estas ayudas de Estado porque era la que había sufrido un daño más severo en su economía por la covid, dada su dependencia del turismo.Pero también ha aplaudido que se ha respetado la autonomía fiscal de las islas para permitirle elevar el techo de las ayudas muy por encima de lo fijado en otros lugares, ya que la ayuda máxima en la península será de 200.000 euros y, en Baleares, de 500.000. "Es justo que así sea, pero también es justo reconocerlo", ha enfatizado el vicepresidente y consejero de Hacienda, el nacionalista Román Rodríguez (NC), quien ha destacado que no habrá otro estímulo económico capaz de inyectar de golpe en la economía de Canarias el equivalente a 3 puntos de PIB que no sea la propia recuperación de la actividad del tejido empresarial.Las ayudas cubrirán la caída de la facturación que exceda el mínimo del 30 % y con diferente intensidad, según el tamaño de la empresa: todo, en el caso de micropymes; el 90 %, en el de las empresas medianas; y el 80 %, en el de empresas de más de 49 trabajadores; siempre dentro de los topes estipulados.Torres ha subrayado que la Agencia Tributaria Canarias calcula que van a poder acogerse a estas ayudas unos 58.000 pymes, empresas y autónomos, lo que de manera indirecta beneficiará a "decenas de miles" de empleos, porque las ayudas están condicionadas a una continuidad de la actividad al menos hasta junio de 2022, así como a otras cuestiones como no repartir dividendos ni este año ni el próximo o no subir salarios a los directivos.Los 1.144 millones de euros con que está dotado este programa se reparten en tres grandes cantidades, a la hora de distribuirlos, con especial atención a las empresas más pequeñas, que son mayoría en el tejido productivo de las islas. Los autónomos y empresas de hasta 10 empleados se repartirán 720 millones (650 millones las empresas y 70, los autónomos sin asalariados); las firmas con plantillas de 10 a 49 personas, 212 millones; y las demás, otros 212 millones.Y la voluntad del Gobierno de Canarias es que todos esos recursos lleguen a sus destinatarios antes de que acabe el año, pero con una tramitación simplificada y agilizada con apoyo de las Cámaras de Comercio que hará posible que las primeras ayudas se paguen, posiblemente, cuando todavía esté abierto el plazo de solicitud.

Archivado en: