Más de 6.000 empresas canarias piden ayudas covid del fondo de 1.144 millones

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

gente jacfotógrafo (1)
gente jacfotógrafo (1)
Más de 6.000 autónomos y empresas con grandes pérdidas de facturación y muchos empleados han pedido hasta ahora ayudas directas de la línea covid que financia el Estado y que inyectará 1.144 millones de euros este año en Canarias, según ha anunciado el presidente regional, Ángel Víctor Torres.Antes de participar este martes en Las Palmas de Gran Canaria en un foro organizado por los diarios "La Provincia" y "El Día", Torres ha resaltado que, además, ante las gran demanda recibida, el Gobierno canario ha tenido que ampliar de 84 a 87 millones de euros las ayudas del Fondo de Liquidez React-UE para pymes y autónomos, que ha concedido "en tres meses y tres semanas".Tras compartir, en un encuentro previo con la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Margarida Méndez, las ventajas que está aportando la mejora de las relaciones entre los gobiernos a la hora de acortar los procedimientos administrativos conducentes a la concesión de ayudas como estas, Torres ha estimado que convocatorias como la del React-UE "ha sido un éxito de gestión", pese a "las críticas de que el dinero no llega a las empresas y los autónomos".

Vacunas y ayudas contra el covid-19

A juicio del presidente canario, en estos momentos "hay dos maneras de responder a la situación económica: vacunar al máximo posible, como se está haciendo al inocular el 97 por ciento de las dosis recibidas, y ayudar a los sectores económicos más castigados por la pandemia".Torres ha aludido a las previsiones económicas que el propio Ejecutivo regional dibuja para el archipiélago, que advierten de que hasta la primavera de 2023 no habrá una mejora de la situación que se daba en 2019, y las ha estimado "lógicas", habida cuenta de que las islas son la comunidad española más afectada por esta crisis sanitaria, que le ha hecho perder más del 20 por ciento de su PIB en 2020, frente al 9 por ciento que se han dejado otras regiones.A ello se suma, ha dicho, que Canarias que representa el 5 por ciento de la población española, concentra el 10 por ciento de los trabajadores del país que siguen sujetos a un ERTE, una medida que ha confiado en que se prolongue más allá de septiembre, tal y como ha garantizado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.El presidente del Gobierno canario ha aseverado que "hay que caminar" con las herramientas de que se disponen, una vez que ha decaído el estado de alarma, y siendo conscientes de que "los meses de septiembre a diciembre son los que van a definir la recuperación económica" de las islas, ya que, "con buenos parámetros y amplia vacunación van a tener reservas turísticas importantes, que son clave".

Preocupación por los jóvenes

Aunque ha admitido que la mejora económica "irá dependiendo de cómo caminen los países emisores" de visitantes al archipiélago, Torres ha recalcado que "ahora preocupa la población no vacunada, los contagios entre la gente joven, también en esos países". "En estos momentos los contagios se están produciendo entre la población joven, que es la menos vulnerable, lo que no significa que puedan enfermar, ser hospitalizados y fallecer, como las 50 personas con menos de 40 años que han sido hospitalizadas en Canarias entre abril y junio de este año, de las que una decena ha pasado por una UCI y tres han fallecido", ha apostillado.Torres se ha mostrado convencido de que el trabajo que se desarrolle durante el próximo mes de agosto permitirá superar antes de que se acabe el verano el objetivo de vacunar en Canarias al 70 por ciento de la población diana.

Contagios en Tenerife

Preguntado por la posibilidad de acordar confinamientos para frenar la ola de contagios que se registra en las islas y que lidera Tenerife, lo que ha llevado al Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades a marcar en color rojo a Canarias y otras seis regiones españolas, Torres ha dicho que en estos momentos "no tenemos toques de queda ni cierres perimetrales, como los decretados durante el estado de alarma, del mismo modo que no se da la presión asistencial que se tenía en 2020"."De no tener hoy vacunas, tendríamos una incidencia tremenda en nuestros hospitales y un número escalofriante de fallecidos en el país, por eso digo que el 26 de diciembre de 2020 fue el mejor día desde el comienzo de la pandemia, porque empezamos a vacunar", ha referido.Además de estimar que sería conveniente revisar los factores por los que se decide que una comunidad o un país va hacia un decreto de alarma o un confinamiento, porque la situación es absolutamente distinta a la que se vivía al comienzo de esta pandemia, Torres ha pedido a la población no vacunada "la máxima responsabilidad porque se están jugando su salud y también la economía de esta tierra". "Estamos a punto de acabar esta carrera de obstáculos durísima con amplia vacunación, hace falta este último esfuerzo de la gente joven, que no compartan vasos y mantengan las mascarillas porque no están vacunados", ha aseverado. Torres ha animado a seguir trabajando "con las herramientas que quedan" para controlar cuando antes esta crisis sanitaria y ha resaltado que frente a "la evolución meteórica" que ha tenido en pocos días esta pandemia en el resto de España, Canarias registra "un aumento más sostenido en el tiempo, menos abrupto y, por tanto, menos grave que el que están teniendo algunas comunidades".

Archivado en: