La Cámara advierte: "No es momento de aplicar cambios laborales de calado"

Las ramas de actividad de Hostelería y Comercio son las que registran los mayores descensos de desempleados.

Guardar

Empresario de Tenerife. / Imagen de la red
Empresario de Tenerife. / Imagen de la red

Los datos conocidos este martes sobre la evolución del mercado de trabajo durante el mes de julio dejan un "sabor agridulce", según expone la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife. Por un lado, el número de afiliaciones medias a la seguridad social ha visto retroceder su número en 6.072 personas, mientras que el número de parados ha conseguido descender en 20.374.Se trata de unos datos de variación inéditos en sus cantidades que no son más que el reflejo de la "volátil situación económica en la que estamos inmersos para adecuarnos a la evolución de la pandemia", detallan desde la institución cameral. En este sentido,  la incertidumbre seguirá acompañando a Canarias durante varios meses, hasta que "se consigan controlar los contagios e inmunizar a un elevado porcentaje de la población", insiste el presidente cameral mientras hace hincapié en la importancia de aportar tranquilidad a un mercado laboral "aún muy convulso".

Mantener los ERTEs

“Hasta conseguir estabilizar la situación epidemiológica y económica será necesario mantener los ERTES y posponer decisiones que supongan cambios laborales de calado, como la tan nombrada reforma laboral o la subida del salario mínimo interprofesional". "No son tiempos de cambios, sino de afianzar las medidas que den continuidad al mantenimiento del empleo y de las empresas”, añade su presidente, Santiago Sesé.Julio no suele ser un buen mes para la afiliación en las islas pues algunas actividades como la educación interrumpen su actividad, lo que se suele reflejar en retrocesos en el número de empleos registrados. Un comportamiento que se ha acentuado en este año, probablemente por las mayores contrataciones que se han tenido que hacer para afrontar un curso escolar marcado por el COVID, con una caída de más de 6.000 las afiliaciones medias del mes, todas ellas dentro del régimen general (-1,1%), ya que las personas acogidas al régimen de autónomos crecieron levemente durante el mes (0,2%).

Mejoría lejos de la nacional

En su comparativa anual los datos arrojan un crecimiento del 1,7% con 13.298 afiliados medios más que hace un año, que ha sido posible gracias al mejor comportamiento que ha tenido en mercado de trabajo durante el periodo de abril a junio de este año en los que ha conseguido crecer la afiliación mensual y anualmente. Una mejora que aún se encuentra lejos de la nacional cuyo crecimiento en la filiación durante el último año ha sido del 4,3%.Por su parte el número de parados registrados experimenta buenos registros tanto en su comparativa mensual con 20.374 parados menos (-7,4%), como anual con un descenso de 3.548 desempleados que supone un 1,4% menos que los existentes hace un año, tratándose del primer retroceso anual desde febrero del año 2020. Variación positiva, pero la de menor intensidad de todo el territorio nacional que alcanza una variación del -9,4% en el último año.

Datos prepandemia

Tras estas variaciones mensuales, Canarias cierra el mes de julio con 774.306 afiliados medios a la Seguridad Social y 254.101 parados registrados en las oficinas de empleo público. Cifras muy alejadas aún de los datos prepandemia cuando en el mes de febrero existían en el archipiélago 818.141 afiliados a la Seguridad Social y 207.837 parados registrados.Durante el pasado mes de julio el paro retrocedió en todos los sectores de actividad y entre los desempleados sin empleo anterior. En valores relativos el mayor descenso fue el del colectivo sin empleo anterior con un -12,7%, mientras que en valores absolutos fueron el sector servicios, con 14.597 parados menos, y la construcción, con una reducción de 1.717 parados, los que mayor descenso experimentaron. Descendiendo a un detalle por ramas de actividad nos encontramos que el mayor descenso del paro mensual lo registran los parados de la rama "Hostelería" con 6.571 desempleados menos y los de "Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas", que descienden en 3.463 personas. Por el contrario, los mayores aumentos del desempleo se produjeron en las ramas de "Educación", con 1.952 parados más y "Actividades financieras y de seguros", con 2 desempleados más.