Agoney Melián, presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Tenerife

Opinión

Canarias, verde que te quiero verde, verde futuro, verde esperanza

Presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Canarias

Guardar

La luz alcanza máximos históricos. El precio del barril de petróleo no para de subir. La sequía amenaza la productividad de las cosechas. Los registros de temperaturas no para de batir récords. ¿Les suena?

¿Qué hay detrás de todo esto? Algo que llevamos años escuchando, pero a lo que hemos dejado de lado por las decenas de problemas que ya afrontamos día a día. La crisis climática. También económica; por supuesto que empresarial y, como consecuencia, social. Pero el origen se explica principalmente por la problemática ambiental.

¿Y esto en qué me afecta? Como ciudadano ya lo estamos comprobando. ¿Y cómo juventud empresaria? Pues no diré nada que no sepas. Los precios de los suministros se han disparado, los costes energéticos están asfixiando a muchas pymes, compañeros y compañeras que están viendo como sus empresas se ven comprometidas por situaciones que ni siquiera dependen de ellos mismo. Y no seamos hipócritas, en un contexto de lucha por recursos escasos, siempre terminan ganando las grandes corporaciones.

El panorama parece desalentador. Especialmente para los jóvenes, pues heredamos un problema de magnitud desconocida sin haber sido partícipes (aunque sí beneficiarios) de la mayoría de las causas.

Aunque es verdad que últimamente estoy un poco guerrero en mis declaraciones, supongo que es  porque me invade la desesperación de saber que podríamos hacer mucho más. No es momento de lamentarse ni de buscar culpables, ya que, si el tiempo es un bien preciado, ahora lo es más que nunca.

Ya me conocen, soy el que va por ahí diciendo a todo el mundo que hay que trabajar para que las cosas sucedan, y predicar con el ejemplo me parece una de las mayores revoluciones que podemos iniciar desde AJE Canarias. No me cabe la menor duda de que actuar es la única vía para mitigar y afrontar lo que viene. Y de eso sabemos mucho los jóvenes empresarios. Pensamos, ejecutamos y actuamos todos los días para sobrevivir como empresas y sacar adelante negocios en un entorno que parece ir siempre desfavorable y que se torna en nuestra contra. Mejor dejemos de llorar y empecemos “a currar”.

La actual juventud es la generación encomendada a afrontar un panorama de incertidumbre creciente con la convicción de que, si queremos un futuro esperanzador, debemos empezar ya a trabajar para crearlo. Y desde AJE Canarias ya hemos dado los primeros pasos con nuestro proyecto AJE Verde. Un proyecto que nace desde el convencimiento total de participar del cambio que queremos en el mundo y en nuestro territorio.

Reducir el gasto energético gracias a medidas de eficiencia e implementación de renovables; cambiar el uso de materiales por aquellos de origen local en la cadena de suministro para aminorar la dependencia del exterior; rediseñar rutas de distribución inteligentes para ser eficientes o impulsar productos conscientes que atraigan nuevos clientes, son solo algunas de las posibles medidas que ayudaremos a implementar a los beneficiarios de este programa integral que hemos denominado AJE Verde.

Nuestra idea es promover el apoyo con nuestro personal experto en el sector. Trabajar desde el asesoramiento con profesionales que conocerán las empresas de primera mano para así realizar un estudio de mercado de ámbito regional que logre identificar oportunidades de negocio en este nuevo nicho de mercado. Y por supuesto hacerlo en compañía de una comunidad de más de 600 empresarios y empresarias jóvenes de toda Canarias. AJE Verde es nuestro primer programa integral de apoyo a la sostenibilidad y economía verde para el tejido empresarial del archipiélago, pero sin duda alguna, no será el último.

En un territorio tan frágil, dependiente y a la cola en tantos aspectos, no podemos dejar pasar un tren que puede atropellarnos. Este es el primer paso de una estrategia a largo plazo para hacer de la juventud empresarial canaria un referente en transformación hacia una economía más sostenible. Suena genial, estamos comprometidos y será una de las grandes apuestas de nuestro plan estratégico a largo plazo.

La semana pasada se celebró el aniversario de la fatídica muerte de Federico García Lorca. Un acontecimiento triste y que como saben me toca la fibra más íntima y personal. Federico fue un artista universal con una sensibilidad especial por su tierra, como nuestro gran César Manrique. En mi cabeza se repite esa frase tan famosa que seguro que te suena y que decía “Verde que te quiero verde, verde viento, verdes ramas”.

La juventud empresaria de Canarias no es una entidad sin esencia. Es un alma viva, que siente y que ama a su tierra con todo su corazón. AJE Verde es más que un proyecto, es un acto de amor a las islas donde queremos vivir y es por eso por lo que hoy hacemos nuestro uno de sus versos más famosos… “Canarias, verde que te quiero verde, verde futuro, verde esperanza”.