Detenido por huir tras atropellar y herir de gravedad a un peatón

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

GC3
GC3

La Guardia Civil de Tráfico ha logrado detener en el municipio grancanario de Arucas a un conductor acusado de haberse dado a la fuga tras atropellar y herir de gravedad en la GC-3 a un hombre de 59 años que tuvo que ser asistido en el Hospital Doctor Negrín de las lesiones sufridas.Los hechos ocurrieron de madrugada el pasado 9 de mayo en la citada vía que circunvala a Las Palmas de Gran Canaria, a la altura del punto kilométrico 12,950, según ha informado este domingo el instituto armado en un comunicado.El peatón atropellado fue asistido en el lugar por efectivos del SUC y posteriormente trasladado a Urgencias del Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín con lesiones de pronóstico grave, mientras que el conductor causante del atropello continuó su marcha sin detenerse ni prestar o solicitar auxilio para la víctima.Testigos presenciales facilitaron información sobre la marca, modelo y color del turismo que causó el atropello, y con estos detalles, y los datos obtenidos de los vestigios recogidos durante la inspección ocular realizada en el lugar de los hechos, los investigadores iniciaron la búsqueda del conductor del vehículo.Las pesquisas realizadas permitieron concluir que el propietario del turismo era un vecino de Arucas.Cuando los agentes de Tráfico encargados de esclarecer este siniestro se dirigían a este municipio se toparon con el vehículo, al que dieron el alto, lo que permitió identificar a su conductor.El coche presentaba daños y desperfectos compatibles con la forma de producirse el atropello, por lo que se procedió a la detención de su conductor como presunto autor de los delitos de lesiones imprudentes, abandono del lugar del accidente y omisión del deber de socorro.Tras prestar declaración asistido por un letrado, el detenido fue puesto en libertad con indicios. Las diligencias fueron entregadas el pasado 25 de mayo en el Juzgado en funciones de Guardia de Las Palmas de Gran Canaria.La Guardia Civil recuerda que laas lesiones por imprudencia están penadas con entre tres y seis meses de prisión o multa de seis a dieciocho meses en los casos de lesiones de menor entidad, o de uno a tres años en los casos de lesiones más graves.El delito de abandono del lugar puede conllevar penas de prisión de seis meses a cuatro años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de uno a cuatro años, si el siniestro fue debido a imprudencia del conductor, y de tres a seis meses de prisión y privación entre seis meses y dos años del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, si el origen del siniestro fuera fortuito.La omisión del deber de socorro, cuando la víctima lo fuere por accidente causado por el que omitió el auxilio, está penada con entre seis y 18 meses de prisión, si el accidente fue fortuito, y si se debiera a imprudencia, con entre seis meses y cuatro años.

Archivado en: