Vuelve la vivienda pública: Canarias construirá 143 en 2022

Las más inmediatas serán en La Palma y Tenerife, por un valor conjunto de 9'3 millones de euros

Guardar

Andamio en unas viviendas que está en construcción. / Europa Press
Andamio en unas viviendas que está en construcción. / Europa Press

El Gobierno de Canarias tiene previsto iniciar este año la construcción de 143 nuevas viviendas de promoción pública incluidas en el Plan 2020-2025, las más inmediata serán las 11 de El Zumacal en Breña Baja (La Palma), con una dotación de 1,7 millones de euros, y las 65 de San Antonio, en La Orotava (Tenerife), con 8,2 millones de euros.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha informado de la construcción de estas viviendas con motivo de la colocación de la primera piedra de una nueva promoción de 16 viviendas de protección oficial en Ingenio, Gran Canaria, la primera del plan 2020-2025, que ha contado también con la presencia del presidente canario, Ángel Víctor Torres.

Diez años sin planificación global

Según ha informado la Consejería de Vivienda en un comunicado, las obras que se llevarán a cabo en Ingenio (Gran Canaria) además son las primeras tras diez años sin una planificación global para las viviendas públicas en la comunidad autónoma.

La vivienda pública es una prioridad para el Gobierno de Canarias y reflejo de ello es la aprobación hace un año del Plan de Viviendas de Canarias 2020-2025, en el que se enmarcan varios programas con el objetivo de poner en el mercado en los próximos años cerca de 6.000 nuevas viviendas protegidas en régimen de alquiler en las islas, destaca la nota.

Tres suelos para construir

En el caso de Ingenio, el Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) cuenta con dos suelos que son de su propiedad en los barrios de El Cristo (donde se celebró el acto de hoy) y de El Sequero, y cuenta también con el ofrecimiento por parte del Ayuntamiento de otra parcela en El Carrizal.

Estos tres suelos en el municipio tienen capacidad para edificar 37 viviendas protegidas.

No se construye desde hace ocho años

Torres ha destacado que desde hace "ocho años no se construía vivienda pública en Canarias, es decir, no se cumplía con un derecho constitucional, especialmente para las familias con más necesidades" y que el Gobierno está “demostrando con hechos” los compromisos adquiridos en materia de vivienda pública en esta Legislatura a través del pacto por la Vivienda Digna y el Plan de Vivienda.

Franquis ha manifestado que “el objetivo de este programa de construcción es que existan en el mercado más viviendas en régimen de alquiler, porque es la única forma que tenemos de abaratar los precios".

Llegar a 1.500 viviendas

A estas obras seguirán varias más en otros municipios de Canarias con la idea es incorporar al mercado, o iniciar su construcción, en lo que queda de Legislatura de en torno a 1.500 viviendas en toda Canarias, ha afirmado el consejero.

Además de la primera del Plan de Vivienda 2020-2025, esta promoción de vivienda protegida es la primera que se pone en marcha en este municipio grancanario por parte del Gobierno regional en 23 años.

“Para nosotros es un motivo de orgullo doble, no solo porque se comienza aquí un trabajo que indudablemente era necesario en Canarias, sino porque en Ingenio, donde se lleva alrededor de 23 años sin construir o poner una piedra en viviendas públicas, hoy nos sentimos orgullosos de que seamos el municipio donde se comience con este proyecto, con esta trayectoria, que no será la última”, ha afirmado la alcaldesa, Ana Hernández.

Listas en 18 meses

El Icavi ha adjudicado el contrato a la empresa Construcciones Cristóbal Ortega, por el importe de 1.888.810,53 euros, y un plazo de ejecución de las obras de 18 meses. La nueva promoción se ubica en un terreno cedido por el Ayuntamiento entre las calles Jameos e Isla de Lobos, con una superficie de 862 metros cuadrados sobre los que se elevará un edificio de dos plantas y un sótano.

El Icavi también ha proyectado este edificio garantizando que los accesos y las zonas comunes sean accesibles para personas con movilidad reducida. Además, el nuevo edificio cumplirá con todas las medidas de ahorro de energía y aislamiento térmico que exigen las nuevas normativas de construcción.

Archivado en: