Los universitarios de la ULL están preocupados por la empleabilidad en las Islas

Tener título universitario no es una garantía de un puesto de trabajo ni contrato fijo, aunque sigue siendo el nicho con mayor inserción laboral.

Guardar

Imagen de archivo de alumnos en clases de la Universidad de La Laguna. / EFE
Imagen de archivo de alumnos en clases de la Universidad de La Laguna. / EFE

A lo largo de su vida escucharon que, si llegaban a la universidad, conseguirían un puesto de trabajo bien pagado y con buenas condiciones laborales. Crecieron y el mercado laboral cambió. Ahora tener un título universitario no es una garantía de un puesto de trabajo ni contrato fijo, aunque sigue siendo el nicho con mayor inserción laboral. 

Las cifras actuales de paro no les coloca en mala situación. El 93 % de los jóvenes canarios en paro solo tiene estudios primarios o secundarios, el 4,1 % estudió a través de formación profesional y solo el 2,8 % de los parados tiene un título universitario. Pero las sensaciones de los jóvenes universitarios de la Universidad de La Laguna que se quieren adentrar en el mercado laboral son otras. 

Un título no basta

“Dicen que con la titulación tienes más salidas pero al salir es otra cosa. Yo no veo que la universidad esté muy bien conectada con el exterior”, opina un estudiante de Electrónica Industrial y Automática de la ULL. Explica que los mensajes que les dan desde las aulas no corresponden con la realidad del sector. “Se creen que sales con el título de ingeniero y vas a conseguir trabajo y eso no es así. Quizás antes sí, pero ahora no”, explica. 

Y es que las competencias laborales también aumentan con la transformación digital. “Ahora estamos todos súper formados y tenemos que diferenciarnos los unos de los otros. Estamos todos enfocados en el mismo objetivo y al final terminar nuestra formación, especializarnos y diferenciarnos los unos a los otros se hace muy difícil en un mercado como el canario, que es muy pequeño”, opina una estudiante de derecho. 

Precariedad también para universitarios

Un mercado que tampoco cumple sus expectativas salariales. Después de pagar una carrera y un máster, el deseo de estos jóvenes es el de cubrir una vacante que garantice un sueldo digno, pero algunos se muestran críticos con las ofertas que ven. “En muchas ocasiones pretenden que hagas voluntariado, cuando en realidad es trabajar gratis y encima te lo venden como que te están dando experiencia”, denuncia un estudiante de Psicología. 

En Canarias, la tasa de paro de graduados universitarios es de 18,3, por lo que es la tercera comunidad con mayor cifra. “La mayoría son empleos precarios o terminas la carrera y acabas trabajando en un sector que no es el tuyo”, opina una estudiante de sociología. 

Demandan acompañamiento

Estos jóvenes estudiantes de la Universidad de La Laguna, acudieron a la feria Empleoland que se celebró esta semana en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife en busca de orientación para adentrarse en el mercado laboral. Desde la visión de muchos, en la carrera no les guían hacia el mundo laboral. “Creo que vamos a salir al mundo laboral perididísimos, sin tener muy claro cuáles son las salidas de la carrera”, resalta la estudiante de Sociología. 

Es la misma opinión que la de un estudiante de Psicología que destaca que no reciben la suficiente información sobre las becas de inserción. “Está bien que te den una formación básica, pero la mayoría de las personas egresadas no saben ni siquiera hacerse un currículum, los recursos disponibles, a dónde acudir o las posibilidades reales de empleo”, refleja la joven. 

Acompañamiento laboral desde la ULL

“Es cierto que el panorama que se les presenta no es halagüeño”, comenta Eduardo Dávila, director de la Agencia Universitaria de Innovación. Departamento dentro de la Fundación General de la Universidad de La Laguna (FGULL). Defiende que la misión de la entidad es dar una primera oportunidad en un “contexto real”a los egresados. “Las tasas de empleo a partir de este programa de prácticas son muy altas, con lo cual, entiendo que sea muy preocupante (para los jóvenes las cifras de paro) pero justamente nuestra misión es ser ese puente entre nuestros titulados y la sociedad. 

“Estamos en la transformación digital de las organizaciones, tenemos toda la vertiente de sostenibilidad, cada vez tenemos que ser más consecuentes y más sostenibles con lo que hacemos y, por supuesto, todo lo que tenga que ver con procesos de innovación”, analiza Dávila.