La Atención Primaria canaria ve "insultante" la financiación para la mejora del área

Los presupuestos destinan 176 millones a nivel estatal|En Canarias, el Ejecutivo otorgó 20 millones para la contratación de personal

Guardar

Centro de salud de atención primaria. / EFE Archivo
Centro de salud de atención primaria. / EFE Archivo

La portavoz de la Asociación de Médicos de Atención Primaria de Canarias AMAPCAN, Ana Joyanes, ha criticado con vehemencia la  “insultantemente insuficiente” partida presupuestaria que destina el Gobierno central, a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022, para el desarrollo de un Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitarias.

De los 5.434 millones que el Ejecutivo otorgará a Sanidad en 2022, habrá una partida de 176 millones para la mejora del área a través de un plan estratégico. Una cifra que se queda muy lejos de 4.000 que creen necesarios las asociaciones de Atención Primaria.

Por su parte, el Gobierno de Canarias dedicó en sus pasados presupuestos 20 millones para la contratación de profesionales de Atención Primaria, "una ínfima parte de la financiación para Sanidad", recuerda la portavoz, "cuando somos los que atendemos más del 80% de los casos y los resolvemos. La financiación es de chiste”. La última partida elevó a 3.301.248.249 euros el presupuesto, el 38,4% del total de la Comunidad.

Escasez de recursos

Según los últimos datos disponibles, de 2019, en Canarias hay en la actualidad 107 centros de salud y 155 consultorios con un ratio de 11,8 por cada 100.000 habitantes, el segundo más bajo de todo el país, y, como señala Joyanes, tienen “estructuras que en muchos casos están obsoletas. Hay una necesidad urgente de mejorar". “La atención primaria está en déficit desde hace muchos años, en precario”.

Si atendemos al número de médicos de Atención Primaria en Tenerife, son 489 los profesionales con una tasa de 1,5 por cada 1.000 habitantes, una cifra que se corresponde con la media regional y que la sitúa a la cola nacional.

Esta situación lleva a los facultativos a una excesiva sobrecarga de trabajo. “Las consultas son demasiado para lo que podemos soportar, no tenemos el tiempo que cada paciente necesita y si se le da es a costa de retrasar al resto, no terminar en hora, tener que buscarnos la vida para pasar a otras consultas… Esto va a terminar reventando”, adelanta la portavoz.

Demandas

Lo que solicitan desde la asociación es un aumento del 25% de ese presupuesto “insuficiente” para reducir o evitar la saturación “de los cupos con personas mayores, poder dedicar más tiempo a cada paciente, tener sustitutos o unas instalaciones acordes” para el desempeño de su trabajo.

Respecto a los presupuestos de años anteriores, Joyanes explica que les quieren “aumentar un poquito, que son migajas”. Así, argumenta que ya los años anteriores les habían disminuido esta partida económica. “Ahora pretenden darnos algo que no llega a cubrir nada de las necesidades que tenemos. No podemos seguir con médicos que sustituyan ausencias de otros. Con las patologías que atendemos, cada vez nos hacen ver más cosas para resolver cuestiones que antes iba a la medicina especializada", conluye.