Una empresa inglesa mete este pueblo de Tenerife al top de destinos de fiesta por su cerveza barata

El precio de la cerveza como elemento atractivo para el turismo de borrachera británico fue uno de los temas controvertidos en el marco del 20A

Guardar

Imagen de personas tomando cerveza / AH
Imagen de personas tomando cerveza / AH

El verano se acerca y los turistas europeos están comenzando a planificar sus viajes para el periodo estival. Como cada año, millones de viajeros se moverán a distintos países de la Unión Europea buscando el sol, la playa y el disfrute al precio más económico posible.

Después de un invierno frío en países del norte, muchos de sus habitantes buscan destinos en el sur de Europa donde poder ir unos días de fiesta, divertirse y gastar poco dinero. Por eso, según publica la edición francesa de la revista Business Travel, una empresa británica llamada Winstons Beds ha elaborado un ranking de los mejores destinos en Europa que combinan precios baratos de cerveza y alojamiento, temperaturas y cantidad de discotecas.

Ranking de la empresa británica Winstons Beds para elegir destino este verano en Europa./ BUSINESS TRAVEL
Ranking de la empresa británica Winstons Beds para elegir destino este verano en Europa./ BUSINESS TRAVEL

Cerveza barata

Según ese ranking, la localidad tinerfeña de Playa de las Américas estaría en el tercer puesto, justo por detrás de Benidorm (Valencia) y Ayia Napa (Chipre). Las Américas suma 28 discotecas y una temperatura media de 25 grados, aunque "pierde" posiciones por tener el tercer precio más caro de alojamiento de una lista de las 10 ciudades analizadas, con un coste medio de 81,93 libras esterlinas la noche.

Sin embargo, lo que destaca de este ranking es que la localidad tinerfeña tiene el precio más barato de una pinta de cerveza (2 libras) de toda la lista. Un elemento que Winstons Beds parece valorar muy positivamente para la elaboración de su decálogo.

Controversia

La búsqueda de destinos de "cerveza barata" por parte de los británicos, aunque suene a tópico, fue un elemento muy controversial el mes pasado, en el marco de la movilización en Canarias por el 20A, cuando la cadena británica ITV simplificó el problema de la masificación turística y el turismo de borrachera en el Archipiélago a que los canarios se quejaban de que los británicos llegaban a las islas buscando los precios más económicos para esta bebida.

En el programa Good Morning Britain se planteó a la audiencia si los turistas de Reino Unido debían "boicotear Tenerife" por unas pintadas en el sur de la isla que rezaban: "Tourists go home". En aquella tertulia televisiva, la actriz Debbie Arnold defendía al turista británico diciendo que, si a los tinerfeños no les gustan sus costumbres, dejen de servir fish and chips y cerveza barata. Arnold aseguró también: "Tenerife ha sido durante años un lugar al que vas y las cosas son baratas, ¿por qué de repente han decidido que no les gustamos?"

El presentador del programa llegó a decirle: "Estoy de acuerdo contigo. Si no quieren que bebamos cerveza barata, que suban el precio". 

Más allá del precio

Como contrapunto al argumento, la periodista experta en viajes StephanieTakyi realizó un análisis más profundo de la situación que la mera reducción a si la cerveza es o no barata: "Cuando se piensa en el concepto 'británicos en el extranjero' se cree que es algo divertido, pero la gente en Tenerife tiene que lidiar con alcoholismo excesivo, comportamientos estridentes y molestos y falta de respeto por los locales".

Takyi agregó: "El respeto es lo principal, creo que es algo avergonzante para nosotros como nación. Nunca se oyen cosas de los estadounidenses en el extranjero, ni los franceses en el extranjero. Siempre es sobre británicos. La gente debería intentar ser que fuésemos viajeros de alta calidad".

Archivado en: