Titsa apuesta por las guaguas de hidrógeno

La empresa espera poner en marcha en los próximos cinco años dos guaguas que usarán hidrógeno como combustible

Guardar

Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife con las guaguas de Titsa. / Imagen de la red
Intercambiador de Santa Cruz de Tenerife con las guaguas de Titsa. / Imagen de la red

La empresa de transporte Titsa apostará por las energías limpias gracias al empleo de guaguas de hidrógeno en Tenerife en los próximos años. Así lo ha explicado la ingeniera de la Oficina Técnica de Titsa, Andrea Sophia Sánchez Ramírez en el Seminario ‘Hidrógeno, el futuro del transporte local’, celebrado este jueves en las instalaciones del ITER. La empresa espera poner en marcha en los próximos cinco años dos guaguas de hidrógeno. 

Con el objetivo de usar cada vez más energías renovables para el transporte en Canarias, Titsa ha desarrollado un plan con el que pretende que parte de su flota use el hidrógeno como combustible. Esta energía es más eficiente y limpia que los combustibles fósiles que a día de hoy usa la empresa para el desarrollo de su actividad. 

Guaguas de hidrógeno

Según ha destacado la ingeniera, el uso del hidrógeno supondrá un menor consumo de energía. Estas guaguas tienen una autonomía y tiempo de recarga similar a las impulsadas por diesel (unos 10 minutos). Además, las baterías son más pequeñas: “por ejemplo, en el caso de las guaguas eléctricas, la capacidad de las baterías es de 500 KW/hora y en el caso de las baterías de hidrógeno tienen una capacidad de 45 KW/hora”, ha destacado. Por último también ha subrayado que el uso del hidrógeno en estas guaguas no emite ningún gas contaminante. 

El propósito de Tisa sería adquirir 15 guaguas propulsadas por hidrógeno. Para la recarga del transporte la energía requerida es de 1 megavatio (MW), que rellenará 3,6 kilos por minuto y cuyo consumo por guagua sería de 7 kg/100 kilómetros, según ha explicado. Los vehículos se cargarán en una instalación de hidrogenación que tendrá una dimensión de 40 metros cuadrados y estará compuesta de dos bombas de hidrógeno y tres compresores. 

La ingeniera ha puesto de ejemplo las guaguas Solaris Urbino, de carácter urbano y de 12 metros que dispondría de una capacidad de almacenaje de hidrógeno de 36,8 kg, una presión nominal 350 Bar, una potencia nominal de la pila de combustible de 60 kW y una capacidad de las baterías de 44 kW/h. “La estructura de estas guaguas es muy similar a las eléctrica, pero en lugar de tener en la parte frontal las baterías tiene los cilindros de hidrógeno”, ha explicado Sánchez Ramírez. 

proyecto hidrógenos en Canarias titsa (1)
Proyecto guagua de hidrógeno de Titsa 

Precio

Por otra, el precio de estos vehículos es notablemente superior a los propulsados por combustibles más contaminantes. Si bien una guagua estándar urbana de 12 metros de diésel cuesta 230.000 euros, las propulsadas por hidrógeno tendrían un valor de 630.000 euros. 

proyecto hidrógenos en Canarias titsa

Proyecto de la guagua de hidrógeno de Titsa

proyecto hidrógenos en Canarias titsa (2)

Proyecto de la guagua de hidrógeno de Titsa