Capitanes que abandonan el barco y cesiones que llegan a su fin

Aitor Sanz, Carlos Ruiz y Dani Hernández terminan contrato con el Tenerife mientras que Mario González, Mollejo y Andrés Martín finalizan su préstamo

Guardar

Luis Miguel Ramis consuela a Carlos Ruiz tras la derrota ante el Girona en el que probablemente fuera el último partido de uno de los capitanes con el CD Tenerife. / EFE
Luis Miguel Ramis consuela a Carlos Ruiz tras la derrota ante el Girona en el que probablemente fuera el último partido de uno de los capitanes con el CD Tenerife. / EFE

Después de quedarse a un paso del ascenso, el Tenerife empieza a vislumbrar el plantel con el que volverá a la carga la próxima temporada. Con toda probabilidad Luis Miguel Ramis continuará en el cargo para cumplir el año que le resta de contrato, más aún después de construir un equipo competitivo que llegó a rozar el objetivo de la campaña. Quienes sí acaban contrato, sin embargo, son los tres hombres fuertes del vestuario: Aitor Sanz (37 años), Carlos Ruiz (38 años) y Dani Hernández (36 años). La continuidad de los capitanes en el barco blanquiazul la próxima campaña corre serio peligro, considerando que la finalización de su contrato coincide con la recta final de sus carreras deportivas.

Aún asi Aitor Sanz es uno de los fijos en el once Ramis, por lo que cabría la posibilidad de un inusual acuerdo 'in extremis' entre la entidad y el madrileño, aunque ninguna de las partes se ha pronunciado al respecto cuando resta poco más de una semana para la extinción de su contrato. Por otro lado, Carlos Ruiz contaba en su acuerdo con el Tenerife con una cláusula de renovación automática en caso de ascenso, lo que le hubiera permitido debutar en Primera. La certeza de una campaña más en la categoría de plata complica, por tanto, la cotinuidad del central granadino. En cuanto a Dani Hernández, después de ampliar por un año la temporada anterior y, a la vista de su baja participación este curso, todo apunta a su salida de la disciplina blanquiazul.

Además también terminan su vinculación con el club jugadores como Mario González, Víctor Mollejo o Andrés Martín, al finalizar sus respectivas cesiones y tener que reincorporarse a sus clubes de origen. Si no renuevan en las próximas semanas, en el capítulo de bajas también podrían figurar Álex Muñoz, Carlos Pomares o Álex Bermejo, que agotan sus contratos el 30 de junio.

El núcleo de Ramis

A pesar de los numerosos contratiempos que probablemente sufrirá la plantilla de Ramis, el técnico dispone de un núcleo de jugadores habituales sobre los que erigir el proyecto deportivo del próximo curso. Con las recientes renovaciones de Mellot y José León, además de los contratos en vigor de Enric Gallego, Shashoua, CorrederaElady, Segio González, Juan SorianoShaq Moore, el Tenerife de la campaña 2022-2023 podría seguir cierta línea de continuidad respecto al del curso recién cerrado.

En cualquier caso, el mercado de fichajes ya ha demostrado en muchas ocasiones su capacidad de sorprendernos, para bien o para mal. Incluso se ha especulado con que algunos equipos están interesados en contratar los servicios del director deportivo del Tenerife, Juan Carlos Cordero, que ha sido capaz de diseñar una plantilla de garantías sin incurrir en grandes gastos.

A lo largo del verano podrían llegar ofertas por alguno de los jugadores blanquiazules que ha destacado esta temporada si bien, con las cuentas del club saneadas, la entidad no precisa de vender para equilibrar sus balances, aunque tampoco dispone de la capacidad de inversión de otros clubes con pasado reciente en Primera División. La gestión de altas y bajas deberá responder casi exclusivamente a criterios deportivos y, por supuesto, a mantener el nivel competitivo para volver a pelear el próximo curso por cumplir el sueño que se escapó esta temporada en el último partido.

Archivado en: