El CD Tenerife planea la construcción de un nuevo estadio para 40.000 espectadores

El presidente Concepción aseguró que el Heliodoro "se va a quedar corto" y estimó un plazo de "siete u ocho años" para un estadio "como los ingleses"

Guardar

El presidente del Tenerife, Miguel Concepción, considera que el Heliodoro es un estadio "antiguo" y su aforo "se va a quedar corto"./ CDT
El presidente del Tenerife, Miguel Concepción, considera que el Heliodoro es un estadio "antiguo" y su aforo "se va a quedar corto"./ CDT

El máximo mandatario del CD Tenerife, Miguel Concepción, desveló en la rueda de prensa de renovación de Juan Carlos Cordero que la entidad que preside planea la construcción de un nuevo estadio con capacidad entre 35.000 y 40.000 espectadores, que podría ser un aforo que cubra la demanda de la afición, porque el Heliodoro "se va quedar corto, sobre todo si logramos lo que todos queremos", afirmó. Concepción admitió que trabajan en esta posibilidad porque "hay que anticiparse y no podemos privar a la gente que quiere ver un espectáculo como es el fútbol", comentó en referencia a los seguidores que no pudieron acudir al último partido de la temporada ante el Girona.

El dirigente comentó que el club es “consciente de las carencias” del actual estadio, que “es antiguo” y se ha ido “remodelando para salir del paso”. También explicó que se está “madurando” la posibilidad de construir este nuevo estadio, sin avanzar ninguna posible localización, en el "área metropolitana". Al mismo tiempo adelantó que hay “buena predisposición” por parte del Cabildo y los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna e incluso mencionó que, dentro del área metropolitana, inlcuiría algunas zonas del municipio de El Rosario. En cualquier caso el presidente aseguró que depende del "grado de compromiso de los ayuntamientos" y resaltó que "el Tenerife es el equipo de la isla, y de otros muchos más canarios que tienen sentimientos por el Tenerife".

Como los estadios ingleses

La nueva infraestructura, continuó Concepción, se asemejaría a los "estadios ingleses" donde un "30% de los presupuestos salen de la propia explotación del estadio", por lo que su pretensión es que el nuevo campo sea, al menos en parte, propiedad del Tenerife. "Tendría que ser un proyecto que tuviera muchas más cosas, un estadio con zona de ocio, restaurantes, guarderías", de manera que el público vaya por la mañana al partido y "pase el día en el estadio". Además, apuntó a la necesidad de contar con dos capas de césped extensible, una para espectáculos y otra para la práctica del fútbol. Por último el presidente desveló que llevan tiempo trabajando para que este nuevo feudo blanquiazul sea una realidad y vaticinó "tener un estadio en siete u ocho años", con lo que estima que el proyecto debería estar listo "en un plazo de dos años".

En cuanto a la ciudad deportiva, actualmente en construcción, el presidente manifestó que tienen previsto inaugurarla en octubre dado que la obra marcha con retraso debido a "vicisitudes con los materiales". El presidente calificó la futura ciudad del futbol blanquiazul como "el gran proyecto histórico, el mayor de todo lo que se ha hecho" y aseguró que dotará al club de "unas instalaciones dignas y a la altura de las mejores que hay en el resto de España".

Archivado en: