Combustión, híbrido o eléctrico: ¿Cómo evoluciona la movilidad en Canarias?

La actual red de recarga y el bajo poder adquisitivo en las Islas está frenando la descarbonización en las carreteras

Guardar

Coche eléctrico recargando. / Pixabay
Coche eléctrico recargando. / Pixabay

La evolución de la tecnología, las políticas de emisiones cero, los problemas de semiconductores o las ayudas a la movilidad están agitando la compra de vehículos tanto a nivel mundial como en Canarias. Si bien es cierto que la combustión sigue reinando en los vehículos que salen de los concesionarios, lo cierto es que poco a poco la electrificación va ganando terreno en el Archipiélago. Sin embargo, la actual red de recarga y el bajo poder adquisitivo en las Islas está frenando la descarbonización en las carreteras. 

El año pasado el aumento de vehículos eléctricos puros fue realmente notable en las Islas: se adquirieron 1.469, un 90% más que en 2020. Un aumento que no llega solo; tal y como reflejan los datos de Faconauto Canarias, también crecieron las ventas de otros sistemas de propulsión electrificados como híbridos, híbridos enchufables, mild hybrid, e incluso de vehículos propulsados por gas. Pero es un crecimiento que por el momento no es notable. La gasolina sigue reinando las ventas en Canarias, muy lejos de cualquier otra tecnología. De los 36.533 turismos y todoterrenos vendidos en 2021 casi el 70% fueron de gasolina, lo que se tradujo en 25.288 unidades. 

an1 500x500

Un cambio desde Europa

Pero todo parece que va a cambiar, si bien no el año que viene ni el siguiente, en unos años la movilidad será diferente. Europa ya ha marcado 2035 como punto de inflexión para los coches de combustión. A partir de este año, la Comisión Europea ha prohibido la venta de vehículos que emitan gases de efecto invernadero. Pero Alemania, principal exportador de vehículos en el continente, es más competitiva y se marca 2030 como tope. 

Este hecho marca el ritmo en la venta en Europa. En las ferias de automóviles, que marcan en el camino que están siguiendo los fabricantes, casi el 100% de los vehículos que se presentan son de emisiones cero, acogiéndose a las exigencias de la Comisión y dando respuesta al cambio de pensamiento de los compradores europeos, mayor que en países del Mediterráneo como España e Italia. Una política que anima a compradores en el territorio europeo continental pero que en Canarias sigue siendo muy baja en comparación. 

Compra en Canarias

Por el momento, a corto y medio plazo, no hay ningún problema a la hora de adquirir un vehículo, tal y como explica Manuel Sánchez, presidente de Faconauto Canarias. Es decir, la compra de vehículos de combustión se puede mantener sin que el comprador sea castigado por el momento, a la espera de la instauración de zonas de bajas emisiones en el Archipiélago. 

Sin embargo la actualización de la flota de vehículos sí se ve más necesaria. Actualmente supera los 13 años de antigüedad en el archipiélago, contaminando hasta diez veces más que un vehículo nuevo, tal y como defiende el presidente de la Asociación Profesional de Empresarios de Coches de Alquiler de Canarias (adscrita a Femete), Juan Antonio Jiménez. Este sector, si bien solo representa un 10% del parque total de vehículos en Canarias, ha liderado las ventas en los últimos meses, y en su constante actualización de la flota, defiende que el sector se adaptará rápido a las necesidades de emisiones cero. 

Precio inasumible en Canarias

El precio es la principal barrera que frena a los compradores. En la comunidad con el menor poder adquisitivo a nivel nacional, la compra de unos vehículos que superan con creces el precio medio de otras tecnologías hace que los compradores se decidan por la opción más barata, la gasolina y el gasoil. El precio medio de un vehículo eléctrico supera los 40.000 euros, si bien se pueden adquirir por menos de 30.000 euros. 

Aquí entra en juego la necesidad de las ayudas a la movilidad para la actualización del parque, como el plan Moves, que Sánchez critica que no llegan con agilidad. Es el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDAE) quien gestiona todas estas ayudas, pero según explica el presidente de Faconauto Canarias es muy lento. Entre toda la burocracia, explica que hay compradores que han llegado a renunciar, por lo que demanda dotar de medios a la entidad para agilizar las ayudas. Hay que recordar que el plan Moves III se ha puesto en marcha cuando todavía hay usuarios que no han recibido las ayudas del Moves II. En este sentido destaca el funcionamiento en otros países europeos, donde ya a la salida del concesionario el comprador tiene aplicado el descuento, un modelo que facilita la compra. 

Más cargadores

El otro gran problema es la falta de una red de cargadores amplia. Tal y como explica Sánchez, para dar respuesta a la exigencia europea haría falta más de 2.000 puntos de recarga en Tenerife. Una cuestión que cobrará importancia a medida que aparezcan más eléctricos. Por el momento, con el reinado de los híbridos en la venta de emisiones cero, los conductores aprovechan la condición eléctrica en trayectos cortos como los de casa al trabajo, por lo que ya tienen localizados los puntos de recarga que necesitan, y usan la combustión para los trayectos más largos. 

Pero con los cargadores, aparte del aumento también necesitan una mejora, ya que la capacidad de carga de la red también tiene importancia en relación al tiempo que tardan los vehículos en cargarse. Un hecho que también supondrá la actualización de la distribución energética canaria. 

Definitivamente la movilidad canaria está en pleno cambio empujada por Europa, pero sin grandes movimientos. Los compradores se enfrentan a las dudas de la tecnología que marcará el futuro, aunque la débil estructura que hará posible el cambio se queda corta, ante lo que la inversión será una necesidad. 

Archivado en: