El sector ganadero alerta del riesgo de su desaparición en Canarias

En un siglo, Canarias ha perdido el 25% de sus cabezas de ganado | Los ganaderos dicen que es una situación sin precedentes

Guardar

Un ganadero realizando su labor./ Archivo/Cabildo de Tenerife
Un ganadero realizando su labor./ Archivo/Cabildo de Tenerife

Representantes del sector ganadero de Canarias han advertido este jueves en el Parlamento de la acelerada desaparición de explotaciones y cabezas de ganado por la imposibilidad de hacer frente al aumento de los costes de producción, una situación que puede llevar a la completa desaparición de la actividad.

Omar Viña, de la Asociación de Ganadería e Industrias Lácteas de Canarias, Samuel Marrero, del grupo CAPISA, y José Manuel Expósito, de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate) han alertado en comisión parlamentaria de que sin el cumplimiento de la Ley de Cadena Alimentaria, sin ayudas públicas directas y sin cambios en el REA y el AIEM, antes de fin de año podrían desaparecer la mitad de las explotaciones actuales, que ya son la mitad que hace doce años.

Un 25% menos de ganado en 100 años

Desde principios de siglo han desaparecido el 25% de las cabezas de ganado en Canarias y las producciones de las islas encuentran numerosas dificultades tanto para situar sus productos en los lineales de las grandes cadenas de supermercado como para llegar al sector turístico.

El representante de la Asociación de Ganadería e Industrias Lácteas de Canarias Omar Viña afirmó que el sector siempre ha estado en dificultades, pero la situación ahora no tiene precedentes y es insostenible por el aumento desmesurado del precio de las materias primas, como refleja el incremento incesante del sacrificio de ganado en los mataderos.

"Se están recibiendo ayudas que agradecemos, pero no cubren el aumento de costes", dijo Omar Viña, y reclamó el cumplimiento de la Ley de cadena alimentaria para que los productores puedan percibir un precio que cubra los costes de producción.

Piden más ayudas

Así mismo, demandó ayudas directas y reformas del Posei y del AIEM y correcciones en el REA, además de más personal técnico que gestione las ayudas.

Samuel Marrero, del grupo CAPISA, el operador mayoritario en la importación de pienso, denunció la falta de visión de las administraciones públicas, que ha llevado a un deterioro del sector a pesar de los recursos públicos empleados.

Defendió la aplicación correcta del REA, porque tal como está diseñado ni siquiera cubre los costes del transporte del pienso a Canarias. También demandó que se cambie la mesa del REA para que tenga representación de los ganaderos y fabricantes de alimentación animal y que dependa de la Consejería de Agricultura, no de la de Economía.

Dejación de funciones en inspección y sanción

Para Marrero, es esencial corregir la dejación del Gobierno de Canarias en su función de inspección y sanción por el incumplimiento de la Ley de cadena alimentaria, para disuadir de la importación ilegal o del etiquetaje fraudulento.

Si el Gobierno no puede garantizar que los ganaderos puedan vender sus productos a un precio adecuado al coste tendrá que apoyar al sector con ayudas directas y rápidas, afirmó.

Peor que nunca

José Manuel Expósito, presidente de Agate, también afirmó que el sector pasa por "la peor situación jamás vivida", con una subida de precios que el sector lácteo no puede repercutir en el precio.

"Las grandes cadenas de supermercados son las que marcan el precio de venta y solo han aceptado repercutir entre un 5 y un 8 por ciento, lo cual no cubre costes, así que nos obligan a sacrificar nuestros márgenes comerciales o nos expulsan del lineal", afirmó.

También denunció que la principal cadena de supermercados en Tenerife, que no identificó por su nombre, no comercializa ni un solo quilo de queso de la isla y en cambio contrata a productores de otras islas la fabricación de sus productos de marca blanca.

Los turistas no cunsumen quesos canarios

Otro de los problemas es que el sector turístico "no consume ni el 1% de la producción de quesos canarios", por lo que pidió al Gobierno que intervenga a favor de que las grandes cadenas de supermercado y grupos hoteleros comercialicen productos canarios.

Expósito consideró esencial el desarrollo del plan forrajero mediante el aumento de la ficha financiera del Posei, cuya limitación hace imposible la competencia con la importación.

Archivado en: