Quiebra y cierre del mayorista de zapatos Teneshoes Company

Los tribunales de Santa Cruz ordenan la extinción de la compañía porque se ha quedado sin activos

Alejandro B. Soler

Guardar

Avenida El Paso en Los Majuelos, La Laguna, donde se domiciliaba Teneshoes./
Avenida El Paso en Los Majuelos, La Laguna, donde se domiciliaba Teneshoes./

El Juzgado Mercantil número 1 de Santa Cruz de Tenerife ha declarado el concurso de acreedores voluntario de Teneshoes Company SL. Al mismo tiempo dispone la conclusión del expediente “por insuficiencia de la masa activa”.

En consecuencia, el juzgado ha dictado sin más preámbulos la conclusión del concurso y la extinción de la sociedad. Esta medida implica que se cancela su inscripción en el Registro Mercantil.

Teneshoes ha perdurado justo siete años. La fundó Julián Domingo Ramos Pérez en abril de 2015, para la venta al por mayor de calzado y artículos textiles. El año pasado cesó en el cargo y le cedió la administración a Achi Faddoul Bachar.

Números rojos

Teneshoes instó a la sazón preconcurso de acreedores, para alcanzar un convenio con sus acreedores. Pero al no lograrlo, finalmente ha llevado sus estados contables al juzgado y ha solicitado una suspensión de pagos efímera, dada la postración de sus finanzas.

La entidad venía facturado entre 4 y 6 millones en los últimos ejercicios y contaba con quince empleados. En 2020, sus ventas se cifraron en 4,1 millones. El resultado experimentó un cambio radical y pasó de 203.000 euros de beneficio a 1,1 millones de pérdida.

Este saldo engulló todas las reservas acumuladas y dejó los fondos propios en casi 700.000 euros negativos, consecuencia de un activo de 1,8 millones y una deuda de 2,5 millones.

Teneshoes ha mantenido su domicilio desde el inicio hasta su defunción en avenida El Paso, de San Cristóbal de la Laguna.