SH Lanzarote no paga a sus trabajadores pese a levantarse su embargo

Los vigilantes de la empresa de seguridad en Tenerife han vuelto a manifestarse tras dos meses sin cobrar su sueldo

Guardar

Trabajadores de SH Lanzarote en una manifestación contra la empresa por no recibir su sueldo. / Atlántico Hoy
Trabajadores de SH Lanzarote en una manifestación contra la empresa por no recibir su sueldo. / Atlántico Hoy

Lo que parecía la solución para que los trabajadores de seguridad de la empresa de seguridad SH Lanzarote pudieran cobrar no ha sido como tal. Tras el levantamiento del embargo que la Tesorería General de la Seguridad Social imponía sobre la empresa, a los vigilantes aún no les han ingresado su salario. Con la desesperación de los trabajadores en aumento, este jueves se han manifestado a las puertas de la sede en Tenerife para reclamar una solución, aunque no han obtenido respuesta por parte de la compañía. 

Con un lema que pedía a la empresa que les pagaran ya y que se “mandaran a mudar”, una decena de personas, entre las que figuraban empleados de SH Lanzarote y sus familiares, se plantaron este jueves para reclamar “una seguridad privada en condiciones”. Entre pitos y banderas de los sindicatos USO y UGT, la desesperación de los trabajadores era palpable: deudas que se acrecientan y los bancos de alimentos como salida para poder comer es la situación que denuncian algunas de las familias. 

Se trata de vigilantes que prestan servicios en diferentes instalaciones públicas como el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, el Servicio Canario de Empleo, el Servicio Canario de Empleo y en algunos museos de la Isla. Ninguno ha cobrado el último mes y a algunos les adeudan su nómina desde febrero. Una situación que no se da solo en Tenerife ya que la empresa también ha dejado de pagar a sus trabajadores en Gran Canaria y en Lanzarote. 

Tras el embargo no hay sueldo

La excusa del embargo que SH Lanzarote había dado a sus empleados ya no sirve. El pasado lunes 11 de abril, el Ayuntamiento de Santa Cruz informaba de que de manera inminente se produciría un levantamiento parcial del embargo que la TGSS había impuesto sobre la empresa. Fue el miércoles siguiente cuando se produjo, y el lunes 18 sucedió el segundo levantamiento, según ha explicado a Atlántico Hoy el secretario de Acción Sindical de USO, Enrique Marrero

Esto permitió que la corporación capitalina ingresara los 200.000 euros que no pudo pagar por el embargo pero no significó que los trabajadores recibieron su sueldo. De hecho, según los trabajadores el Servicio Canario de Salud también está al día con los pagos. Aunque sí es cierto que, como dice la empresa, hay administraciones que les adeudan más de un año de pagos. Una respuesta que para los trabajadores no vale porque defiende que “Cuando la empresa coge un servicio de la administración pública tiene que tener unos fondos suficientes para afrontar los salarios y los demás gastos”.

Ahora el miedo de los trabajadores es que pese al levantamiento del embargo y del pago de algunas de las administraciones donde la empresa presta servicio, que esta se quede con el dinero. Y ante todo lo que claman es que “no queremos otra Integral Canaria”, es decir, no quieren estar meses trabajando sin cobrar.

Romper el contrato ya

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ya avisó este miércoles de que la empresa debe hacer efectivo el pago a los trabajadores. Sin embargo no ha aclarado si romperá el contrato con SH Lanzarote como ya insinuó en enero cuando el problema era la tardanza a la hora de cobrar. Lo que piden los trabajadores es que si tanto el consistorio como el resto de administraciones públicas van a romper sus contratos con la empresa que “lo hagan cuanto antes” y no esperen a que finalice el contrato.

Aunque no sería tan sencillo como parece. SH Lanzarote arrastra las deudas de las empresas de seguridad que antes de ella prestaban servicio, es decir, las deudas, al igual que los trabajadores se subrogan. Esto deja un panorama en el que otras compañías rehúsan a afrontar estos servicios por las deudas que arrastran, es la conocida como Ley Somoza. La solución que encuentra Marrero en Santa Cruz es que el Ayuntamiento contrate a otra empresa de urgencia pero que se haga “cargo de las deudas, porque sino no se va a presentar nadie”.

Ante todo los trabajadores solo piden que “entre una empresa decente que tenga un poder económico detrás”. Porque tras varios años donde el sueldo por su trabajo diario ha llegado a ser una incógnita comentan con resignación que “es siempre lo mismo”.

 

IMG 0757

IMG 0767
IMG 0774

 

IMG 0782