La subida salarial, el único escollo para el convenio del metal

La patronal Femete y los sindicatos del sector del metal han acordado el "99 %" del convenio del metal, pero avisan de que hasta que no esté firmado nada es seguro

Guardar

Trabajador de telecomunicaciones, sector incluido en las negociones  del convenio del metal que afectan a la subida salarial. / Unsplash
Trabajador de telecomunicaciones, sector incluido en las negociones del convenio del metal que afectan a la subida salarial. / Unsplash

El convenio del metal de la provincia de Santa Cruz de Tenerife se acerca cada vez más a su firma definitiva. La Federación de Empresas del Metal y TIC de Santa Cruz de Tenerife y los sindicatos del sector unieron posiciones este viernes en una nueva reunión para la firma del convenio, en el que el incremento del salario en relación al índice de Precios al Consumo ha sido el único obstáculo para llegar a un preacuerdo. 

Ambas partes insisten en que este viernes se ha producido un acercamiento mucho mayor, pero destacan por igual que hasta que el convenio no esté firmado y publicado en el Boletín Oficial de Canarias nada será definitivo. “En principio parece que hay un punto de encuentro bastante cercano. No debería de haber mayor problema para el cierre del convenio”, comenta Juan Miguel, miembro de Comisiones Obreras. Es la misma opinión que refleja el asesor jurídico de Femete Francisco Fernández Bethencour: “Hay una posibilidad muy próxima de acuerdo y a lo mejor en una siguiente reunión podremos resolverlo”. 

Diferencias en la subida salarial

Este viernes finalmente se solucionaron algunas de las cuestiones que más han dificultado las negociaciones. “Es un acuerdo muy interesante para los trabajadores, porque hemos acordado algo que da estabilidad en el empleo que es la subrogación y para los empresarios hemos conseguido el comienzo y la finalización de la jornada en el tajo”, explica Bethencour. Con ello, prácticamente la única diferencia que habría que consensuar es la subida salarial. 

Los sindicatos exigen que el aumento de los sueldos esté directamente relacionado con las subidas del IPC. “Ellos pretenden que haya una subida por encima del IPC y nosotros planteamos que no podemos estar por encima porque las empresas no pueden trasladar el incremento a sus costes”, manifiesta el asesor. Desde la otra posición, los sindicatos declaran que “lo que defendemos es que el IPC tiene que respetarse sí o sí”. Sostienen que si se encarece la cesta de la compra, aumenta el precio de la luz, y, en definitiva, la vida se encarece y los sueldos tendrían que reflejarlo. 

Otras cuestiones solucionadas 

A lo largo de las negociaciones se han acordado diferentes cuestiones polémicas entre ambas partes como la subrogación y el trabajo en el tajo, que ya han sido resueltas, según comentan. “Con la subrogación se consigue una enorme estabilidad laboral para los trabajadores en sus puestos de trabajo y para las empresas con el comienzo y la terminación en el tajo se consigue una mayor productividad”, explica Bethencour. 

Respecto a esto último, a los sindicatos les preocupaba que en el nuevo convenio no se viera reflejado el tiempo de más que tienen que hacer muchos trabajadores que se tienen que desplazar. Sin embargo, según explica el asesor se pagará la diferencia que pueda haber como consecuencia del transporte y se les pagará a 12 euros la hora.

Este acercamiento llega tras semanas de negociaciones con vaivenes en los acuerdos, en los que incluso los sindicatos amenazaron con movilizaciones si finalmente no se llegaba a un acuerdo para la firma. Ante esta situación Femete comunicó que estaban abiertos al diálogo. Ahora ambas partes comentan que el acuerdo está "al 99 %" y se expresan positivos con la reunión que tendrá lugar el próximo 22 de noviembre. 

Empresas de Femete 

Según recoge la patronal el 33 % de las empresas en Femete están vinculadas a la automoción, el 17 % a servicios de instalaciones y mantenimiento de electricidad, el 15 % a la siderometalurgia y construcciones metálicas, el 7 % a la informática y telecomunicaciones, además de empresas destinadas a diferentes sectores como el aire acondicionado, fontanería, gas, maquinaria industrial, reparaciones navales, energías renovables, reciclaje, gestión de residuos o estaciones de servicio. En total son 1.500 empresas adscritas que dan trabajo a unas 7.500 personas.

 

 

Archivado en: