El TSJC ratifica la pena de cárcel para dos hombres por agredir sexualmente a una mujer en La Laguna

Los hechos se produjeron en diciembre de 2021 en la zona de El Cuadrilátero

Guardar

Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC)./ Archivo
Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC)./ Archivo

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha ratificado sendas penas de 5 años de cárcel para dos varones por agredir sexualmente a una mujer en la vía pública en La Laguna, en la zona de ocio nocturno conocida como El Cuadrilátero.

El alto tribunal canario ha desestimado el recurso de la defensa contra la sentencia dictada por la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife, que además les impuso 5 años de libertad vigilada una vez salgan de prisión y 90 euros de multa por un delito leve de hurto, pues además de agredirla sexualmente le robaron.

Hechos de 2021

En la sentencia recurrida y avalada por el Tribunal Superior de Canarias se señala como hechos probados que la víctima estaba en un bar en la madrugada del 5 de diciembre de 2021 y en un momento dado salió del local acompañada de un amigo.

Entonces entablaron conversación con unos desconocidos, entre ellos los dos acusados y ella empezó a sentirse indispuesta, por lo que se apartó unos metros para ir a vomitar. Momento que aprovecharon los procesados, de nacionalidad marroquí, para abalanzarse sobre ella y manosearla sin que ni siquiera se llegara a incorporar del todo.

La sentencia recalca que "al encontrarse en esa situación, sola, de noche, en un lugar apartado y rodeada" de los dos acusados, "se sintió impedida y sin capacidad de reacción, sintiendo un intenso agobio, ansiedad y desasosiego que le hizo adoptar una actitud de sometimiento y pasividad". Lo cual "conocieron y aprovecharon" los procesados para realizar con ella "diversos actos de naturaleza sexual, con ánimo libidinoso y previo acuerdo".

Le sustrajeron sus pertenencias 

La mujer "pidió a los procesados en reiteradas ocasiones que la dejasen en paz, que no quería nada con ellos, intentando separarse" de los mismos pero estos, que sin embargo hicieron "caso omiso" a sus peticiones y para evitar que huyera la agarraban por la fuerza de uno de sus brazos y trataban de convencerla para que se fuese con ellos a un lugar más tranquilo.

Finalmente la mujer consiguió zafarse y pedir ayuda a las personas que allí se encontraban, quienes llamaron al teléfono de emergencias, personándose una patrulla de Policía Nacional.

En ese momento se percató que le faltaban varios efectos que contenía en el bolso que llevaba, en concreto 18 euros, una batería portátil, un estuche con una pequeña esponja de maquillaje y un abono de transporte a su nombre, así como un cable usb. Al llegar los agentes al lugar los procesados se habían marchado, por lo que dieron varias batidas por la zona, localizándolos en una calle cercana y deteniéndolos. Uno de ellos portaba en su riñonera los efectos de la denunciante.