Espino cuestiona el tratamiento de TVC del caso '18 lovas' por la relación de Moreno con Lopesan

El administrador único, Francisco Moreno, fue director de comunicación de Lopesan, propiedad de uno de los procesados, el empresario Eustasio López

Guardar

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino./
La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino./

La portavoz del Grupo Mixto en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha afeado el tratamiento que la Televisión Canaria ha dado al caso ’18 lovas’, cuestionando la postura de su administrador único, Francisco Moreno, quien fue director de comunicación del grupo Lopesan, propiedad de uno de los procesados, el empresario Eustasio López, antes de llegar al ente.

Espino ha preguntado al presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, sobre si ha habido “instrucciones" por parte de Moreno para el tratamiento de la información, puesto que se han mostrado fotos pixeladas de las víctimas en actitud provocativa pero no de los acusados.

Vidina Espino ha cuestionado al presidente del Gobierno canario si sabía por qué se ha actuado de esa forma y si ha sido por instrucciones dictadas por el administrador único, como en otros casos.

La portavoz del Grupo Mixto ha señalado que el Parlamento no puede "mirar para otro lado" en un caso en que el se prometía de trabajo de azafatas a las menores para "abusar de ellas", siendo coaccionadas con la reproducción de fotos de las víctimas desnudas, aprovechando su situación de vulnerabilidad y desarraigo familiar.

Algunas de la víctimas proceden de centros dependientes de la comunidad, habiendo recibido un trato “denigrante” como el caso de la víctima que fue orinada por uno de los acusados, agredida físicamente y obligada a tener relaciones con un perro, a lo que ella se negó.

Un caso execrable

En su respuesta Ángel Víctor Torres ha tachado como "execrable" el caso y ha descrito a los acusados como "degenerados" que trafican con personas.

Por ello ha argumentado que  "es un mal de la sociedad" contra el que "todos" deben estar unidos y en el que "no cabe el silencio”, por lo que ha anunciado que la acusación particular se mantendrá mientras que la causa esté abierta.

En relación al tratamiento del caso en Televisión Canaria ha señalado que tuvo difusión en los servicios informativos pero, en todo caso, ha comentado que el ente depende del Parlamento e invitó a Espino a preguntar en la comisión de control.

Archivado en: