Doce consejos contra el ardor de estómago nocturno

La sensación de quemazón desde la boca hasta la garganta suele ser uno de los problemas más comunes que se producen en el estómago por una mala alimentación y estilo de vida

Guardar

Cena en un restaurante / PEXELS
Cena en un restaurante / PEXELS

La acidez o ardor de estómago se produce cuando el esfínter esofágico inferior (válvula que permite el paso de los alimentos por el estómago) se relaja, esto hace que los jugos gástricos suban hacia el esófago, irriten la zona y aparezca la sensación de ardor o reflujo.

Esta irregularidad en el sistema digestivo se ha convertido en un común denominador entre la población adulta a nivel global motivo por el cual conocer su origen y cómo aliviarlo es una necesidad para las personas que día a día lo padecen.

El ardor de estómago puede estar relacionado con malformaciones como por ejemplo la hernia de hiato, que genera el reflujo gastroesofágico, sin embargo, el causante más común es la alimentación.

Para combatirlo el mejor aliado es una dieta balanceada, con el consumo de los alimentos adecuados y de la forma correcta es posible aliviar el ardor de estómago y decirle adiós de forma definitiva al molesto reflujo.

Consumir alimentos con acción antiácido

Determinadas frutas, legumbres y cereales funcionan como un bálsamo para nuestro estómago cuando sufrimos de reflujo. Los especialistas recomiendan el consumo de alimentos con alto contenido de mucílago, capaz de suavizar la mucosa digestiva y que funcionan como un antiácido natural.

Entre ellos se encuentra la avena, el calabacín, la calabaza, la manzana, las patatas y la papaya, se recomienda consumir en su estado natural, para aprovechar todos sus componentes al 100%.

Evitar comer en exceso

La ingesta de grandes cantidades de alimentos acelera el llenado del estómago, esto retrasa el procesamiento de los alimentos y a su vez su desocupación, aumentando así el riesgo de que se produzca el reflujo.

Si sufrimos ardor de estómago lo indicado es comer pequeñas porciones de manera que el proceso digestivo se desarrolle más rápido, evitando así el mal funcionamiento del esfínter.

Mantener una postura erguida

Durante y después de comer es aconsejable tener la espalda recta.

Esto nos permitirá el paso de los alimentos por el esófago sin inconvenientes y ayudará a nuestro organismo a realizar el proceso correspondiente de la mejor manera.

Masticar lento

Cuando comemos aceleradamente no masticamos bienlos alimentos, se permite el paso de grandes porciones y aumenta el trabajo del estómago para procesarlos, con el riesgo de sufrir reflujo.

Lo contrario ocurre al masticar lento y por tiempo prolongado, los alimentos pasan al esófago en cantidades minúsculas y eso acelera el proceso.

No consumir picante

El picante se ha vuelto en un aderezo común en muchas culturas, e incluso en el ingrediente predilecto de los amantes de la comida de la calle, pero después de disfrutar esa explosiva experiencia sensorial puede producir la irritación de esófago y en consiguiente el ardor de estómago.

Para las personas que no sufren de reflujo consumir picante no es un problema, sin embargo no están exentas de sufrir una irritación estomacal.

Reducir el consumo de algunos alimentos

No sólo los alimentos procesados pueden afectar nuestra salud, también el consumo en exceso de algunos productos naturales pueden ser los responsables de la aparición del reflujo.

Los cítricos, el ajo, el tomate, el pimentón, la cebolla, el chocolate, las especias y el pepino son algunos de los alimentos que al ser consumidos con frecuencia pueden causar la acidez.

No acostarse después de comer

Después de consumir cualquiera de las comidas completas del día es recomendable esperar un tiempo prudencial para irse a la cama, bien sea para dormir la siesta o acostarse hasta el día siguiente.

Cuando nuestro cuerpo está en posición de descanso la digestión no se lleva a cabo de la manera correcta, esto es otra causa para que los jugos gástricos se devuelvan por el esófago y nos produzcan reflujo.

Tener el peso ideal

El sobrepeso no representa ningún aspecto positivo para la salud de las personas, en especial cuando son propensas a sufrir de acidez.

Cuando estamos gordos u obesos tenemos exceso de grasa lo que causa la compresión de la boca del estómago que se traduce en ardor.

Evitar el consumo de medicamentos antes de comer

Existen fármacos que pueden ser perjudiciales para el estómago debido a sus componentes, por tal motivo es recomendable consumir algún alimento antes de cualquier medicamento, para evitar ocasionar irritación y daños a largo plazo.

Aunque siempre recuerda consultar previamente con tu médico de cabecera, ya que algunos fármacos pueden verse afectados por los alimentos. Entre los medicamentos que no debemos tomar con el estómago vacío se encuentran los antidepresivos, hipertensivos y antiinflamatorios.

Evitar el estrés

Llevar una vida acelerada puede ser nocivo para nuestra salud, sobre todo si no sabemos controlar nuestras emociones. Cuando estamos preocupados y/o estresados esto se refleja en el estómago y los intestinos de forma negativa, causándonos indigestión y acidez.

Es recomendable que al momento de ingerir los alimentos estemos relajados física y mentalmente.

Usar prendas de vestir holgadas

Llevar faja puede ser efectivo mientras consumimos alimentos, para sentir el estómago lleno.

Pero una vez que hemos terminado de comer lo ideal es dejar nuestro abdomen libre de ataduras, ya que al oprimirlo se dificulta la digestión.

Evitar el consumo de cigarrillos y alcohol

Aunque el consumo de tabaco y alcohol está relacionado especialmente con afecciones en los pulmones y el hígado, estos productos también pueden ser nocivos para nuestro sistema digestivo.

Disminuir su consumo o eliminarlo de nuestra dieta puede resultar beneficioso quienes sufren de ardor estomacal.

--

External Content

Archivado en: