Crece hasta los 206.000 euros la inversión para acabar con las plagas en Santa Cruz

Los técnicos destacan la importancia de que se mantengan los solares privados limpios y se evite colocar basura fuera de los contenedores, para luchar contra la presencia de insectos y ratas

Guardar

José Manuel Bermúdez y Carlos Tarife. / Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife
José Manuel Bermúdez y Carlos Tarife. / Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife estrena el nuevo servicio control integral de plagas para la ciudad, que con un importe de 206.325 euros anuales supone un aumento de un 80% de la inversión respecto al contrato anterior, que databa de 2017. Este nuevo servicio acaba de entrar en vigor con una campaña que recorrerá los 5 distritos del municipio en los próximos meses, utilizando un sistema de desarrollo del servicio y, a su término, revisión de la zona desinsectada y desratizada, para comprobar su correcto desarrollo.

El nuevo contrato también supone un aumento en los espacios a tratar, pues aumenta las dependencias a casi 300 y la superficie total, de 170.000 a 266.000 metros cuadrados incluyendo todas las dependencias sobre las que se va actuar, así como los colegios públicos del municipio.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, ha declarado que “Santa Cruz necesitaba incorporar y actualizar su servicio para el control de plagas y después de meses de intenso trabajo por parte de los técnicos del área de Servicios Públicos hemos logrado poner en marcha el nuevo contrato. Éste viene a mejorar de manera ostensible el esfuerzo que hace el Ayuntamiento para desarrollar este contrato, que a buen seguro dará en los próximos meses sus frutos”. Por su parte, el concejal de Servicios Públicos, Carlos Tarife, comentó que “la prioridad del grupo de gobierno es seguir avanzando en ofrecer unos servicios públicos de calidad, especialmente aquellos tan sensibles que tienen que ver con la seguridad, salubridad e imagen de la ciudad”.

Correcto mantenimiento de las zonas 

Desde comienzos de la anterior década se ha producido en el municipio una reducción de la rata parda o de alcantarilla, y un incremento de la rata negra o arbórea, con una apariencia más larga y que crían y se refugian en árboles, palmeras o zonas de vegetación densa, lo que las hace más visibles por la ciudadanía, lo que no implica que dicha plaga no esté controlada.

En el estudio realizado de manera previa por los técnicos municipales se ha concluido que la eficacia de este servicio depende del buen funcionamiento del mismo, pero también de la colaboración de la ciudadanía, sobre todo incidiendo en tres aspectos, entre otros: la existencia de basura por fuera de los contenedores de recogida de basura; el correcto mantenimiento de los solares de titularidad privada, y el suministro de alimentos a animales en la vía pública. 

El servicio se ha diseñado siguiendo las recomendaciones de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), realizando un diagnóstico detallado de situación, estableciendo un programa de actuaciones y un proceso de evaluación continua y mejora. Esta coordinado por el área de Servicios Públicos, a través de la Sección de Sanidad y Sostenibilidad Ambiental incluyendo el tratamiento de imbornales, de manera coordinada con EMMASA.

Archivado en: