La central hidroeléctrica de El Electrón, un valor más allá del museístico

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma planifica los posibles usos de la central hidroeléctrica más antigua de Canarias y sexta del mundo, conocida como El Electrón

Guardar

El ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma planifica los posibles usos de la central hidroeléctrica más antigua de Canarias / Luis G Morera (EFE)
El ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma planifica los posibles usos de la central hidroeléctrica más antigua de Canarias / Luis G Morera (EFE)

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma planifica los posibles usos de la central hidroeléctrica más antigua de Canarias y sexta del mundo, conocida como El Electrón, para la que el alcalde del municipio propone darle “un valor más allá de lo museístico”.

La central, ubicada en el Barranco del Agua, sólo es accesible a través de un sendero poco transitado de menos de un kilómetro de longitud que se adentra en el cauce por el márgen del mismo, flanqueado por distintos tipos de vegetación que acaban dando lugar a un paisaje de pinar canario simbólico en la isla.

“Lo primero que se tiene que mejorar es el sendero, que debe ser una realidad este año” afirma en declaraciones a EFE el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Neris, ya que en la actualidad está en desuso e invadido por la vegetación, en algunos tramos el terreno no es estable y no hay señalización de ningún tipo, ni antes, ni durante el camino. Es la falta de carteles informativos lo que, en opinión de Neris, hace que el Electrón sea desconocido para un gran número de palmeros. “Ya sólo mejorar el acceso estoy seguro que ayudará a su promoción” ha afirmado el alcalde.

Un sendero hacia la historia

El sendero que conduce a la central hidroeléctrica, junto a otros, como la ruta de Los Molinos de Bellido o un nuevo sendero hasta el Santuario de Las Nieves son las propuestas que le presentará el consistorio capitalino palmero a la Fundación Reserva de la Biosfera en busca de colaboración y financiación en la mejora y creación de los mismos.

En un momento en el que La Palma cuenta con una buena parte de su red de senderos inhabilitada debido a la erupción del volcán, Santa Cruz de La Palma quiere aprovechar y promocionar rutas poco conocidas, pero con gran valor paisajístico y patrimonial. “Nos estamos reencontrando con nuestra propia historia”, apunta Juan José Neris, quien explica cómo era el funcionamiento de la central del Electrón, que con un salto de agua fue capaz de suministrar electricidad renovable al municipio desde 1893.

Una central abandonada

Hoy en día, el edificio de El Electrón, encajado en el mismo barranco, está en malas condiciones, ya que el paso de los años y los numerosos desprendimientos de la zona han abierto agujeros en el tejado, aunque la estructura del edificio no parece haber perdido su integridad. Dentro de la pequeña central se puede apreciar perfectamente cómo era el funcionamiento de la misma, desde los restos de la tubería por la que se realizaba el “salto de agua” hasta el hueco en el suelo, donde la fuerza de la caída hídrica movía una turbina que era la que generaba electricidad.

Neris cree que este será un atractivo turístico más para la isla, pero avisa que será necesaria “una inversión fuerte” con la que “hacer un proyecto que vaya más allá de lo meramente museístico”, sin cerrar la puerta a que las instalaciones vuelvan a generar electricidad. “Para ello habrá que implicar al Cabildo y al Gobierno de Canarias”, ha apuntado.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma ha hecho hincapié en el agradecimiento a Endesa por la cesión del inmueble y de las parcelas colindantes, además del interés mostrado para apoyar los proyectos futuros que se planifiquen en El Electrón.

Por Luis G Morera

Archivado en: