La falta de efectivos por COVID obliga a funcionarios de prisiones de Arrecife a estar disponibles

Guardar

Centro penitenciario de Arrecife (Lanzarote)./
Centro penitenciario de Arrecife (Lanzarote)./

Los estragos de ómicron llegan a las prisiones canarias. La dirección de la prisión de Arrecife, en Lanzarote, ha requerido a la totalidad de su plantilla que esté disponible y localizable para acudir a trabajar debido al preocupante aumento de casos de la variante ómicron de COVID-19.

Un caso de extrema necesidad que hace que incluso puedan llegar a suspenderse los días libres de los trabajadores hasta que se vuelva a una situación de normalidad.

Según informa El Confidencial, la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), aseguran que una negativa “puede ser motivo de expediente disciplinario”, por lo que los funcionarios se sienten obligados a realizar el servicio.

Aseguran también que, en toda España, harían falta 4.000 incorporaciones para solventar el problema porque “aun con la COVID y la falta de personal, no se llega a los servicios mínimos exigidos”.

Archivado en: