Hernández Zapata, presidente del Cabildo palmero: "Es imposible volver a tener lo mismo que antes"

En la víspera del aniversario de la erupción en la isla de La Palma, el presidente insular cuenta a Atlántico Hoy cómo han sido estos 12 meses y los retos para el futuro

Guardar

Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma./ Álvaro Oliver (AH)
Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma./ Álvaro Oliver (AH)

El 18 de septiembre de 2021 se ordenó evacuar a las personas con movilidad reducida de varios núcleos de población cercanos a donde hoy está el volcán. La noche anterior los enjambres sísmicos que hasta entonces se localizaban al sur de la isla se desplazaron hacia Los Llanos y El Paso, cogiendo desprevenidos a científicos y geólogos.

Con el Pevolca comenzaron las reuniones de seguridad y se pusieron sobre la mesa los posibles escenarios. Pero con la información disponible nada evidenciaba que la erupción fuese inminente. A las 15:10 del 19 de septiembre una columna de humo y ceniza se levantó sobre el núcleo urbano de El Paraíso: la erupción había comenzado repentinamente.

En el primer aniversario del volcán Atlántico Hoy ha hablado con Mariano Hernández Zapata, presidente del Cabildo de La Palma, para recordar cómo fueron aquellos instantes, qué retos se ha encontrado su administración desde entonces y cuáles son las necesidades de los damnificados y los sectores económicos palmeros para el futuro.

La luz al final del túnel se ve lejos

- Pregunta: ¿Cómo se ha vivido este año en La Palma y cómo es el ánimo general de los palmeros? ¿Comienzan a ver la luz al final del túnel?

- Respuesta: Ha sido el año más duro de nuestras vidas, de eso no hay ninguna duda. Ya venía el año difícil, no solo con la COVID-19, también un incendio urbano donde se quemaron 30 viviendas un mes antes de la erupción. Nadie está preparado para la gestión de una situación como la que nos ha tocado vivir. Si se ha podido sobrellevar mejor es gracias a la entereza y la capacidad de resiliencia de los palmeros. La luz al final del túnel se ve aun lejos. La lava se ha llevado 4.000 construcciones, más de 1.000 viviendas, 350 hectáreas de plataneras, cortes de carreteras...

- Hay voces que denuncian que las ayudas no están llegando. Mucha gente viviendo en hoteles que denuncia que cada día tiene menos medios, que ya no reciben los cheques para la comida. ¿Cómo está siendo el proceso de entrega de ayudas? ¿Qué solución se plantea para los que siguen viviendo en hoteles?

- En hoteles hay, ahora mismo, 180 personas. No se ha ido nadie del hotel que no haya tenido un recurso óptimo para poder volver a su vivienda. El 100% de las personas que están alojadas en los hoteles están recibiendo las mismas ayudas que recibieron el día uno que llegaron. Son importantes los 280 millones de indemnizaciones que ha ingresado el Consorcio de Seguros a las familias o propietarios que tenían aseguradas sus propiedades. Luego, también están las ayudas que está ingresando el Gobierno de España. Las familias que han perdido su vivienda y no la tenían asegurada han podido recibir hasta 60.000 euros, 12.000 euros más del Gobierno de España [sic.]. Para enseres han recibido 10.000 euros más del Cabildo insular, gran parte de ese dinero procedente de donaciones, algo de lo que siempre debemos estar agradecidos porque la solidaridad con la isla ha sido brutal. Cada caso es distinto y hay que afrontarlos uno a uno. Familias que no tienen documentación de la vivienda y, para que pueda llegar el dinero público, tienes que tener un mínimo. Ese mínimo también se está trabajando con el Colegio de Notaría, que ha hecho un trabajo enorme, pero se necesita tiempo. En situaciones como esta todo es poco. Es difícil volver a tener lo mismo que teníamos antes de la erupción: viviendas, industrias, fábricas, plátanos... Lo mismo exactamente es imposible, pero creo que las administraciones se han volcado. 

La colada del volcán vista desde el mirador de El Time./ Álvaro Oliver (AH)
La colada del volcán vista desde el mirador de El Time./ Álvaro Oliver (AH)

- Respecto a las donaciones, hace unos meses se conoció que unos letrados [José Luis Langa y Carlos Lugo] que denunciaban que 6 millones de euros estaban inmovilizados y hablaban de un posible delito de prevaricación pasiva y apropiación indebida. ¿Qué ha pasado con esos 6 millones?

- Que hablen los letrados, ellos sabrán qué habrán denunciado. Nosotros hemos recibido en donaciones en efectivo en torno a 14 millones de euros, de los que hemos repartido el 100% entre los afectados. Hubo una primera línea de ayudas de entre 2.000 y 3.000 euros para todos los damnificados, y entendimos como damnificado cualquier persona que tuviera que abandonar su vivienda por lo menos durante un día. Variaba dependiendo del número de personas en cada unidad familiar. Estamos todavía repartiendo 10.000 euros entre todas las familias que perdieron su vivienda habitual. Es verdad que con las donaciones no nos dio para todos y estamos poniendo fondos propios del Cabildo para llegar a todos los afectados y que tengan las mismas oportunidades de acceder a esas cantidades.

Puerto Naos, clave económica

- Estas semanas han tenido reuniones respecto a la situación en Puerto Naos y La Bombilla. ¿Qué ocurre allí ahora mismo y qué se plantean? ¿Soluciones para esos vecinos?

- El Gobierno de España ha puesto tres millones de euros sobre la mesa para que IGN compre dispositivos [de detección de gases]. Ahora se trabaja en tratar de buscar la fórmula de poder convivir con esos gases. Son letales porque la alta concentración de CO2 lo es. Hemos zonificado la zona de Los Lajones, en Puerto Naos, donde la concentración es menor y estamos abriéndola los domingos para que puedan acceder los vecinos de 9:00 a 13:00. Vamos a intentar seguir en esa línea, no podemos hacer más, son gases al fin y al cabo.

- Puerto Naos es una de las zonas turísticas del valle de Aridane. Respecto a la recuperación turística, la capacidad hotelera se ha visto mermada en unas 5.000 camas. ¿El volcán está comenzando a ser un atractivo? ¿Se está recuperando el turismo?

- Somos la isla con mayor ocupación del verano en Canarias, teniendo en cuenta que hemos perdido casi el 30% de las camas. Antes de la erupción teníamos en torno a 16.000 y si a eso le quitas 5.000... Se ha notado durante el verano, se nota en septiembre. Para estas semanas está prácticamente todo lleno. Tenemos la mayor conectividad que ha tenido nunca La Palma, se han puesto vuelos con Madrid, Barcelona, Santiago de Compostela y Milán. Para el invierno hay preocupación con los destinos europeos, pero no tiene que ver con el volcán sino con la crisis energética, económica y la inflación que afecta a esos históricos turistas que vienen a la isla, principalmente Alemania.

Carretera de Puerto Naos en La Palma cubierta de ceniza. / Europa Press
Carretera de Puerto Naos, en La Palma, cubierta de ceniza. / Europa Press

Una carretera para la costa

- Muchos vecinos del valle de Aridane consideran que la conexión por carretera que se plantea por la costa es innecesaria porque se van a abrir, tarde o temprano, las carreteras que quedaron cortadas y supondría expropiar terrenos. Sebastián Franquis, consejero de Transportes, dice que serán 3,2 hectáreas de cultivos; los propietarios dicen que 10, pero supondría coger terreno no arrasado por el volcán. ¿Qué opina?

- Cualquier carretera que se haga en el territorio nacional que conlleve expropiaciones provocará que haya personas a las que no les guste. Pero La Palma se merece tener un futuro, oportunidades para su población y las mismas buenas carreteras que tienen el resto de islas. No vamos a renunciar a eso, ni mucho menos. También encontramos voces discrepantes cuando abrimos la pista de La Laguna a Las Norias y seguimos encontrándolas, pero creo que, para el futuro de la isla, es necesario desarrollar esta vía. Espero que el Gobierno continúe con sus planes y la ejecute. Se trabaja para tener la menor afección posible a los vecinos. No se ha llevado por delante ni una sola vivienda y se ha reducido de manera drástica el número de hectáreas y plataneras que había [afectadas] en el proyecto inicial. Creo que es mínimo. Siempre habrá personas que queden damnificadas pero espero que lo que se expropie se pague al precio que corresponde.

Una pancarta en Tazacorte denuncia las expropiaciones que se llevarán a cabo para construir la carretera de la costa en La Palma./ Álvaro Oliver (AH)
Una pancarta en Tazacorte denuncia las expropiaciones que se llevarán a cabo para construir la carretera de la costa en La Palma./ Álvaro Oliver (AH)

Una gestión "excelente"

- Sobre las evacuaciones en el momento de la erupción, la directora del IGN (María José Blanco) dijo que el día 18 de septiembre se emitió un informe diciendo que la erupción era inminente, aunque posteriormente se matizó a sí misma. Aun así, las evacuaciones se retrasaron casi hasta el último momento. Mucha gente piensa que, de haber tenido más tiempo, podrían haber salvado muchas de sus pertenencias.

- ¿Dónde está ese informe? El 17 de septiembre ya estaba constituido el Pevolca. Tuvimos una reunión ese día. El mismo 19 de septiembre tuvimos otra. La conclusión por la mañana, a las 12:00, justo antes de la erupción, que fue a las 15:10, fue que no había datos suficientes para certificar que la erupción fuera inminente. Esa fue la conclusión a la que llegaron todos los científicos, está grabado y hay actas. Principalmente por eso se tuvo que retractar, yo creo que Maria José Blanco, en ese momento, quiso decir otra cosa. Es verdad que se levantó un revuelo. Me hubiera encantado que los científicos hubieran clavado el punto donde iba a ser la erupción, el día y la hora. Pero, científicamente, el conocimiento que existe de las profundidades y la geología, a día de hoy, es el que tenemos. No se supo. Es verdad que la zona donde se preveía que fuera la erupción era más hacia el sur, porque ahí es donde estaban los enjambres sísmicos durante los últimos días, y al final se trasladó hacia el norte. Nosotros habíamos llevado a cabo la evacuación de las personas con movilidad reducida de las zonas donde estaba el enjambre sísmico desde el día 19. La mañana del 19 a las 12:00 iniciamos la evacuación de las personas con movilidad reducida en la zona norte. Hay muchas valoraciones para todo, todos pensamos que podemos saber más. Yo valoro de manera excelente la gestión de la emergencia, incluso durante los días previos. Hay que tener cuenta los datos con los que contábamos.

- Algunas protectoras dicen que no hubo un plan de rescate de animales. Estiman que murieron entre 1.500 a 2.000 animales, domésticos y de granja, y que, de no ser por los voluntarios, no habría habido un plan de evacuación para los animales. ¿Qué piensa de esto?

El Cabildo elaboró un plan de evacuación de animales, pero principalmente de las granjas que tenemos censadas. Todos fueron salvados con personal funcionario, de empresas que contratamos. Buscamos granjas alternativas para esos animales, pero entiendo que las protectoras hablan más de animales domésticos que tenían las familias en sus casas. Les doy la razón, entiendo que, en ese caso, cada vecino llevó a cabo la evacuación de las pertenencias, tuvo que organizar cómo evacuar a sus animales y no puedo más que darles la razón en ese sentido.

Hablando también de la cabaña ganadera, algunos ganaderos dicen que su mayor preocupación son los insumos. Narran que hay cola en el matadero insular porque sale más caro mantener a los animales que lo que les da la leche. Consideran que el plan forrajero es insuficiente y dicen que han intentado contactar con el Cabildo para reunirse, pero no consiguen respuesta.

- Hay de todo, también hay quien está comprando animales. Sobre la cabaña ganadera, hemos hablado de la ayuda que hicimos para trasladar y conseguir granjas alternativas para los animales. Hemos ayudado también a los afectados directamente por el volcán con 80.000 euros y les hemos trasladado todos los insumos que hemos recibido de donaciones, además de que tuvieron una ayuda durante los primeros meses de la erupción que financió el Gobierno de Canarias. Desde el Cabildo, ya está en plazo de exposición una ayuda de 500.000 euros para toda la cabaña ganadera para compensar ese incremento de precios. Somos el único cabildo que ha desarrollado un plan forrajero, a pesar de que ellos puedan entender que es escaso. Hay islas que han sacado ayudas superiores a La Palma (Lanzarote y Fuerteventura) pero somos la tercera isla en ayudas al sector ganadero. Ni Lanzarote ni Fuerteventura han sufrido un volcán y creo que estamos haciendo un esfuerzo importante con esos 500.000 euros, que se entregarán antes de final de año. Seguiremos sentándonos con ellos y tendremos que seguir buscando ayudas y alternativas, porque no todo debe pasar por las ayudas económicas. Se quejan porque estamos por detrás de Lanzarote y Fuerteventura pero en muchas cosas también hemos estado por delante de ellos. Además hemos tenido que destinar 25 millones de euros en recuperar agua potable y de regadío, 15 en recuperar carreteras, 4,2 millones de febrero a junio para mantener a las personas en los hoteles y, a día de hoy, no hemos recibido aun esa financiación por parte del Estado. Tenemos que ser precavidos, lo que no podemos es quedarnos sin dinero para las responsabilidades diarias de este Cabildo.

Cabras del ganadero palmero Agustín Perera, damnificado por el volcán./ Álvaro Oliver (AH)
Cabras del ganadero palmero Agustín Perera, damnificado por el volcán./ Álvaro Oliver (AH)

Un nombre para el volcán: Tajogaite

- Tajogaite parece que es el nombre más aceptado entre los palmeros tras una consulta de Revivir el Valle, aunque muchos dicen que no les gusta, que la votación tenía muchas opciones que contenían el nombre Tajogaite, muchos ni siquiera le quieren poner nombre... Parece, además, que ha habido una campaña mediática desde hace meses para nombrarlo así. ¿Qué le parece esto?

- Puedo coincidir con esto, pero se ha abierto un proceso de participación y la ciudadanía tiene su soberanía. Creo que ha sido la emergencia con mayor participación ciudadana de la historia y que se usará como ejemplo para el futuro. Hemos tenido varios centenares de reuniones y encuentros vecinales, se están teniendo encuentros y talleres de trabajo para la planificación urbanística futura del valle de Aridane y se ha tenido un proceso para elegir el nombre. Hasta ahí podemos llegar. La participación no es que se haga lo que uno quiera, sino lo que la mayoría, con consenso, decida. 

- ¿Cree que la elección ha podido estar influenciada por una campaña mediática para llamar así al volcán?

- No lo sé. Inicialmente se llamaba Cumbre Vieja por todos y se puede entender también como una campaña que, sin ser interesada, podía poner sobre la mesa y era una de las opciones que se podía elegir en la votación, en la cual he de reconocer que participé. Y daré una primicia: no voté por Tajogaite (ríe). Pero bueno, lo respeto y, si es lo que se decide, lo llamaremos Tajogaite.