La lista de espera se dispara pese a aumentar el número de operaciones

Los pacientes esperan un 25% de tiempo más que en 2020 pese a que las intervenciones han crecido en un 15% que se queda insuficiente

Álvaro Oliver González / Agencias

Guardar

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, comparece en rueda de prensa / La lista de espera sube un 25% / Imagen de archivo del Gobierno de Canarias
El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, comparece en rueda de prensa / La lista de espera sube un 25% / Imagen de archivo del Gobierno de Canarias

El número de pacientes que esperan por una operación quirúrgica en el Servicio Canario de Salud (SCS) se incrementó el año pasado en 6.207 personas respecto a 2020, un 25%, a pesar de que sus hospitales realizaron un 15 % más de intervenciones, lo que sirvió para reducir la demora media en seis días (de 150,5 a 144), según datos de la Consejería de Sanidad.

A 31 de diciembre de 2021, estaban pendientes de pasar por un quirófano en Canarias 30.702 personas, de las cuales 7.846 llevaban aguardando más de seis meses. Un año antes, las cifras eran de 24.495 pacientes en espera, con 6.512 por encima de los seis meses.

Impacto de la pandemia

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, y el director del SCS, Conrado Domínguez, han subrayado el impacto de la pandemia y, en especial, de la tercera y quinta ola, que ha impedido una normal actividad asistencial, por lo que confían en que la situación tienda a estabilizarse para poder cumplir los objetivos que se marcaron en el Plan Aborda, aprobado en marzo de 2021 y que concluye en diciembre de este año.

Entre ellos, reducir en un 30% la lista de espera quirúrgica en Canarias, que la demora media se baje de los 144 días actuales a los 90 y que los pacientes oncológicos sean atendidos en un máximo de 30 días, un objetivo este que ya se cumple, han indicado fuentes de la Consejería, que espera contratar este año a otros 1.500 profesionales mediante el Plan Aborda, que se sumarían a los 1.520 contratados el pasado verano.

Más consultas que en 2020

Según los datos ofrecidos, la lista de espera en las consultas a 31 de diciembre era de 116.561 personas, lo que supone un aumento de 11.874 (+11,3 %) con respecto a 2020, cuando la cifra era de 104.655; mientras que para las pruebas, subió a 24.239 personas, y también se incrementaron respecto al año anterior un 8% al haber 1.798 pacientes más, pues el pasado año se terminó con 22.491 personas pendientes de ellas.

El consejero de Sanidad ha destacado que el pasado año se efectuaron 4,2 millones de consultas, lo que supuso un aumento de un 11,5% respecto a 2020, y que 73.702 se realizaron fuera de la jornada laboral, así como que el número de pruebas también se ha logrado aumentar un 17,7 %. Respecto al tipo de prestación, las primeras consultas y las sucesivas se incrementaron un 12,9 % y 10,9 %, respectivamente. Blas Trujillo ha informado de que durante 2021 se realizaron 1.101.830 pruebas y que el 12 % fue actividad realizada dentro de la programación del Plan de Aborda.

Más intervenciones quirúrgicas

Sobre las intervenciones quirúrgicas, Conrado Domínguez ha señalado que las ordinarias se incrementaron un 10,4% y que las que se llevaron a cabo gracias al Plan Aborda aumentaron un 36,7 %, un plan que aunque ha logrado subir la actividad asistencial del SCS se ha visto frenado también por la pandemia.

El 65 % de las listas de espera quirúrgica se concentran en las especialidades de traumatología, oftalmología y cirugía general; en el caso de los enfermos que llevan más de seis meses para que les vean, el 68 % corresponde a traumatología y oftalmología, de nuevo, y neurocirugía. Estos datos son relevantes para poder atajar estas esperas mediante el Plan Aborda, ha señalado Domínguez, quien ha resaltado que la actividad quirúrgica ha aumentado tanto en la jornada ordinaria como fuera de jornada habitual.

Máxima atención pese al covid

El SCS ha potenciado toda la actividad realizable a pesar de la ocupación de camas por casos de covid-19. El director de este organismo ha explicado que se ha potenciado la actividad a través del Plan Aborda con un aumento de un 36,72% de las intervenciones fuera de la jornada habitual, lo que ha supuesto mantener la actividad de los quirófanos al 100% siempre que ha sido posible.

Así mismo, ha indicado que se han impulsado las intervenciones quirúrgicas ambulatorias en los hospitales públicos, con 34.014 operaciones que no requerían ingreso hospitalario, lo que representan un 20,99 % más que en 2020, cifra que se aproxima a las 34.962 de 2019.

Las operaciones en centros concertados muestra también una recuperación gradual similar a la establecida en 2019, con un crecimiento del 12,8 % y un total de 35.733, tan sólo 3.000 menos que las realizadas en 2019.

Aumento insuficiente

Domínguez ha afirmado que en el balance de entradas y salidas de la lista de espera, el incremento de actividad no ha sido suficiente para paliar la demanda de consultas, que se ha incrementado un 11,3 %. Sin embargo, ha destacado que la lista de espera de consultas baja un 17,56 % respecto a 2019, lo cual demuestra la alta demanda que originó la ralentización de la actividad hospitalaria en 2020 debido a la aparición de la covid y a los meses de confinamiento.

El director del SCS ha informado también de que la demora media para una consulta con el especialista disminuyó en 15,78 días, situándose en 117,76 días, y que a 31 diciembre de 2021, casi el 70 % de la lista de espera de consulta la conforma cinco especialidades: oftalmología, dermatología, traumatología, rehabilitación y otorrinolaringología.