Médicos del Mundo: Los macrocampamentos provocan enfermedad y sufrimiento

AtlanticoHoy / EFE

Guardar

campamento las raíces inmigración efe
campamento las raíces inmigración efe
Médicos del Mundo considera que Las Raíces, en Tenerife, es un ejemplo del "fracaso" de los macrocampamentos para inmigrantes y subraya que "las malas condiciones de vida" en estas instalaciones "ponen en riesgo la salud mental" de sus internos y generan "conflictos evitables".La ONG, que acaba de concluir una visita a las islas como parte de una investigación sobre la salud de quienes emigran hacia Europa a través de Canarias, señala en un comunicado que este modelo de gestión "solo provoca enfermedad y sufrimiento". Y subraya que los altercados de esta semana en el campamento de Las Raíces, que se saldaron con diez heridos, tres graves, y ocho detenidos, "pone claramente de manifiesto el peligro del modelo de macrocampamentos" que el Gobierno central está implantando en Canarias. Médicos del Mundo propone al Ministerio de Inclusión que evalúe el modelo de espacios vigente y reubique a estas personas en las plazas disponibles en el resto del territorio español dentro del sistema de acogida humanitaria existente; y al de Interior, que mejore las condiciones de alojamiento y alimentación en los campamentos. También pide que se le permita a quienes tengan la documentación en regla continuar con su viaje por el continente europeo o reunirse con sus familiares en territorio peninsular.Elena Lugli, presidenta de Médicos del Mundo en Canarias, sostiene que el hecho de que los inmigrantes se sientan "varados en territorio insular" supone "un factor de sufrimiento emocional", a lo que se suma "la incertidumbre constante" de la interrupción de su proyecto migratorio y las condiciones propias del campamento. La ONG ratifica las denuncias de los internos en cuanto a las bajas temperaturas que padecen por la noche, "comida escasa y de poca calidad", "inapropiadas" camillas para dormir y "la ausencia total" de intimidad en las carpas. Todos estos factores, abunda, "impiden el buen descanso nocturno, avivando los roces y las tensiones". "En unas condiciones como estas, cualquiera de nosotros estaría desesperado!, reflexiona la presidenta de la ONG en las islas.