Este nombre de niño de 13 letras tiene su origen en Canarias: lo llevan menos de 20 personas

Aunque es un nombre muy poco frecuente a día de hoy, el episodio que protagonizó este guerrero es el pasaje más recordado de la historia de La Gomera: te contamos todos los detalles

Guardar

Imagen de un niño./ UNSPLASH
Imagen de un niño./ UNSPLASH

En 2022, las parejas canarias que se plantearon qué nombre de niño o niña iban a poner a sus hijos, acabaron decantándose mayoritariamente por Mateo y por Valeria. Según indican los datos del Instituto Canario de Estadística, Mateo ha sido desde 2019 hasta 2022 —últimos años con datos disponibles— el nombre preferido para varón, mientras que Valeria fue el más elegido para niña tanto en 2022 como hace más de una década, concretamente en 2012 y 2013.

Así, en Canarias actualmente hay 1807 Mateos, aunque muchos de ellos están lejos de ser recién nacidos porque su edad media es de casi 16 años. Por contra, las Valerias son más numerosas en el archipiélago, con un total de 2766, aunque también más jóvenes, ya que su edad media está cerca de los 11 años, de acuerdo con los datos del INE.

Aunque algunos nombres heredados de los primeros pobladores son frecuentes en Canarias —como Yeray, Dácil, Rayco o Gara— al final de este listado figuran los de algunos personajes ilustres de la historia de los pueblos aborígenes. Se trata principalmente de menceyes guanches de Tenerife como Pelicar, Bencomo o Tinerfe, cuya bravura en la batalla contra el invasor no les sirvió para perpetuar sus nombres en las siguientes generaciones.

Este es el nombre canario de 13 letras 

En la vecina isla de La Gomera la población aborigen también se levantó contra el invasor y, de entre todos los combatientes de la denominada rebelión de los gomeros, el más recordado es Hautacuperche. A pesar de la relevancia histórica del personaje, este nombre de 13 letras, según indican los datos del INE, lo llevan en Canarias menos de 20 personas, probablemente por considerarse demasiado largo y difícil de pronunciar. 

ahutacuperche
Monumento en memoria del guerrero Hautacuperche./

Aunque Hautacuperche no sea un nombre muy elegido en La Gomera ni en el resto del archipiélago, este guerrero forma parte de la cultura y memoria de la isla y desde el 2007 es recordado con una majestuosa estatua junto a la playa del Valle Gran Rey. La tradición oral afirma que desde este lugar Hautacuperche salió a dirigir el levantamiento de los gomeros y su imponente figura de cuatro metros de altura sigue recordando este hecho a día de hoy.

Cuál es la historia del curioso nombre canario

Tras los acuerdos tomados en la Baja del Secreto, Hautacuperche cumplió con la misión de ajusticiar a Hernán Peraza, señor feudal de la isla, en virtud de los acuerdos tomados en la Baja del Secreto. Entonces el jefe Hupalapu encabezó el levantamiento de 1488 y condujo a los alzados hacia la Torre del Conde, donde mantuvieron cercada a Beatriz de Bobadilla, viuda de Peraza.

Se cuenta que durante el asedio, el valor de Hautacuperche asombró a los españoles que, decididos a acabar con su vida, le tendieron una trampa mortal. Desde las almenas de la Torre, un arquero asomó para amenazar a Hautacuperche, pero se trataba tan solo de una distracción. La flecha que acabaría con el guerrero fue disparada desde una tronera por un ballestero que hirió de muerte en el pecho al gomero.  

A partir de este episodio, la represión castellana se endureció hasta la conquista total de la isla. Por su trascendencia y pervivencia en la memoria colectiva, este levantamiento se considera el acontecimiento más importante de la historia de La Gomera.  La ejecución de Hernán Peraza el 20 de noviembre de 1488 fue el inicio de una rebelión aborigen que, sofocada de manera implacable, significó el fin definitivo de la conquista de la isla colombina.