Profesores canarios exigen que el modelo de estabilización de interinos "no les deje atrás"

Guardar

Profesora de clase tras la pandemia de COVID-19./
Profesora de clase tras la pandemia de COVID-19./

ANPE Canarias exige que el modelo de estabilización de interinos no deje atrás al profesorado. El sindicato con más representación en el sector docente no universitario del Archipiélago pidió hoy a la consejera de Educación, Manuela Armas, en el transcurso de una reunión bilateral en la que también estuvo presente el director general de Personal, Fidel Trujillo, que el proyecto de ley de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público, aprobado ayer en el Congreso, garantice su adaptación al sector docente

Según el texto debatido ayer por la Cámara baja, habrá un plazo de un año para adaptar la normativa al personal docente y sanitario. La central sindical es consciente de que se trata de un proceso que afecta a todas las autonomías y que debe ser liderado por el Ministerio de Educación, pero advierte de que Canarias registra un porcentaje de interinidad elevadísimo -en torno al 40%- y que, por tanto, la Consejería y el Gobierno autonómico deben luchar para que las medidas que se aprueben tengan en cuenta las especificidades del profesorado.

“Debemos dar oportunidades reales a los interinos para estabilizar su puesto de trabajo. Cada año se jubilan en torno a mil docentes en Canarias, lo que significa que se puede compatibilizar la estabilización del profesorado interino que actualmente trabaja con la entrada de nuevos trabajadores en el sistema para cubrir la tasa de reposición (vacantes por jubilación) que se van generando”, explica Pedro Crespo, presidente de ANPE Canarias.

La nueva norma que se está tramitando en las Cortes establece que las administraciones públicas podrán convocar por el sistema de concurso aquellas plazas que “hubieran estado ocupadas con carácter temporal de forma ininterrumpida con anterioridad al 1 de enero de 2016”. En principio, la idea es que aquellos trabajadores interinos que lleven más de cinco años en su puesto puedan optar a él a través de un concurso de méritos, aunque el proyecto de ley aún tiene que pasar por el Senado y volver al Congreso. “Entendemos que los requisitos deberán adaptarse a la realidad del profesorado interino, ya que este es nombrado cada nuevo curso en el mes de septiembre y, por lo tanto, las plazas no permanecen ocupadas por un trabajador temporal durante cinco años de manera ininterrumpida”, añade Crespo.  

Por otro lado, la organización sindical aprovechó el encuentro para hacer entrega a la consejera de una batería de medidas propuestas por los miembros de su consejo sindical autonómico, que se reunieron hace dos semanas para abordar los principales retos en materia educativa. Entre ellos, destacan: 

·Plan plurianual para la reducción de las ratios.

·Horario lectivo semanal máximo de 23 horas lectivas para el Cuerpo de Maestros.

·Aumento de medidas de atención a la diversidad, teniendo en cuenta situaciones claves como zonas, alumnado NEAE, grupos mixtos, etc...

·Más profesorado volante para cubrir ausencias puntuales del profesorado.

·Asistencia psicológica y jurídica por parte de la Consejería al profesorado agredido.

·Profesorado interino: acceso a todas las comisiones de servicios, más estabilidad para mayores de 55 años y mayor protección a la maternidad, además de no exigir informes médicos a quienes estuvieron de baja el curso anterior para la toma de posesión del nuevo destino.

·Posibilidad de que el docente disponga de un permiso retribuido cuando se tiene a un hijo o hija menor enfermo.

·Cumplimiento del compromiso de alcanzar, al menos, el 5% del PIB para la Educación no Universitaria en 2022.

·Plan de mejora para las infraestructuras educativas realista.

Archivado en: