Trece personas entregaron 50.000 euros a una joven que les alquilaba una vivienda que no existía

La joven de La Rioja captaba a sus víctimas a través de una web, nunca les daba un teléfono de contacto ni aparecía en las citas con los clientes

Guardar

Imagen aérea de Corralejo. / Redacción
Imagen aérea de Corralejo. / Redacción

La semana pasada la Guardia Civil desmontó una estafa a distancia que llevaba a cabo una joven riojana en Canarias. La chica de 21 años de edad consiguió estafar a 13 personas residentes en Fuerteventura. A través de maniobras perfectamente estudiadas logró que sus víctimas, le transfirieran a su cuenta 50.000 euros por el alquiler de una vivienda que simplemente no existía.

La joven pedía por una supuesta casa en Corralejo un alquiler de 900 euros mensuales. Una vez que conseguía captar a la víctima, le exigía el pago de diversas cantidades de dinero en concepto de fianza. También les advertía de que había más personas interesadas en la vivienda, por lo que les pedía el adelanto de más mensualidades para reservar la vivienda.

Las señales de alerta

La presunta estafadora utilizaba una conocida web para alquileres. Las conversaciones entre arrendadores y la arrendataria eran a través de varios correos electrónicos, La supuesta estafadora nunca facilitaba a sus víctimas un teléfono de contacto. Esta debe ser la primera señal de alerta. No se fíe de alguien que le va a alquilar su casa  y no le da un número de teléfono para contactar en caso de emergencia.

“En mi empresa facilitamos un teléfono de contacto que está operativo 24 horas por si surgiera alguna incidencia al que se puede llamar o escribir por Whatsapp”, asegura Ricardo Díaz, Gerente de henrypole home, una inmobiliaria de Gran Canaria que alquila pisos y viviendas de alquiler vacacional. “Lo anómalo sería no hacerlo”, apostilla.

Si no tiene ningún teléfono y tampoco ha conseguido conocer personalmente a la persona que le vamos alquilar, ya sea una casa para vivir o de alquiler vacacional, desconfíe. Esta sería, sin duda, la segunda señal de alerta. De hecho, la presunta estafadora de Fuerteventura quedaba con sus víctimas y nunca aparecía.

Consejos generales

La Guardia Civil aconseja que cuando se identifique una vivienda que se desea alquilar, se verifique en primer lugar que la misma existe, y que además el supuesto arrendador tiene acceso a la misma, pidiendo una cita previa en el lugar, incluso informándose con algún vecino.

Desconfíe ante arrendadores que remiten toda la documentación vía telemática y eviten identificarse de manera presencial, ya que en este tipo de estafas los delincuentes suelen utilizar documentación falsa o suplantada. 

Y no adelanten la documentación personal al anunciante sin verificar la veracidad del anuncio y tener contacto con él de una forma diferente a la vía telemática, puesto que dicha documentación puede ser utilizada por el estafador para fines ilícitos.