Continúan las labores para abastecer el Valle de Güímar con agua regenerada

Con estas acciones se pretende aprovechar el agua regenerada de la depuradora de Santa Cruz

Guardar

Reunión con los ayuntamiento de Güímar, Arafo y Candelaria. / Cabildo de Tenerife
Reunión con los ayuntamiento de Güímar, Arafo y Candelaria. / Cabildo de Tenerife

La red de regadío de agua regenerada del Valle de Güímar así como el futuro proyecto de la balsa de Arafo continúan abanzando. El Cabildo de Tenerife ha informado de ello este martes tras comunicarlo a los ayuntamiento implicados. En este sentido, el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca insular, Javier Parrilla, ha mantenido una reunión con los alcaldes de Güímar, Arafo y Candelaria para presentarles las medidas temporales para introducir el agua regenerada mientras se instaura la balsa. 

La institución insular explica en el comunicado que con estas acciones se pretende aprovechar el agua regenerada de la depuradora de Santa Cruz, que se transporta actualmente hasta el complejo hidráulico de Valle de San Lorenzo (Arona) ''y llevar un volumen diario de unos 2.000 metros cúbicos al depósito de Güímar'', subraya Parrilla. 

Asimismo, el Cabildo señala que se está trabajando en la instalación de una estación de filtración y de desalinización en este depósito ''para mejorar la calidad del agua y que pueda ser suministrada con garantías a los regantes de la zona, en unos seis meses aproximadamente, a través de las redes existentes''. 

Plan Hidrológico de Tenerife 

Por su parte, la institución señala que la junta General del Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) ha aprobado la inclusión de la futura balsa de Arafo dentro del Plan Hidrológico de Tenerife (PHT), y actualmente se encuentra en periodo de exposición pública para su aprobación definitiva. 

''La balsa reguladora de aguas regeneradas del Valle de Güímar estará situada entre el Barranco de Yoquina y Camino el Portugués, a una altura de coronación de 309 metros sobre el nivel del mar y tendrá una capacidad de 99.451 metros cúbicos. Podrá suministrar en su primera fase a 400 hectáreas de cultivos presentes y a 390 hectáreas de superficie agrícola abandonada. Por su parte, la red de riego se extenderá a lo largo de 46.000 metros, con tubos de entre 100 milímetros en los ramales terminales y de 500 en el ramal principal'', asegura el comunicado del Cabildo. 

Archivado en: