Estos son los numerosos motivos para visitar Tenerife en invierno

Visitar Tenerife en invierno es un plan recomendable para todas las personas, ya que la isla no solamente tiene atractivos en temporada de verano. Estas son algunas actividades importantes que no hay que pasar por alto.

Guardar

Tenerife y su playa de Las Teresitas./ Pixabay
Tenerife y su playa de Las Teresitas./ Pixabay

Muchas personas se preguntan si visitar Tenerife en invierno es una buena idea, algo sobre lo que no hay que dudar. De hecho, los planes de invierno en Tenerife son tan atractivos como los de verano y, además, la diferencia de temperatura no es tan alta. Más allá del sol, el calor y la playa, Tenerife ofrece una gran cantidad de propuestas a lo largo del año.

Olvídate del invierno

Con una temperatura media de 20 grados en invierno, ¿quién podría decir que no es un lugar ideal para visitar? Esto hace que Tenerife sea el destino perfecto para escapar del verdadero frío. Además, al ser una de las islas con mayores actividades, es todo un reclamo en esta época del año.

Los increíbles paisajes y las estupendas playas hacen que la isla sea un destino idóneo para pasar un fin de semana o algunos días más. Así, para quienes se animen a visitar Tenerife en invierno, hay que decir que son muchos los planes por hacer. Todas estas actividades son perfectas para disfrutarlas en amigos, en pareja o con la familia.

Planes alternativos para disfrutar en Tenerife

Un viaje a Canarias en invierno sorprenderá a muchas personas por el buen ambiente que se respira y por la diversidad de interesantes alternativas.

Parque Nacional del Teide

Todo un icono de la isla, es uno de los principales motivos para visitar Tenerife en invierno, ya que también hay una menor masificación. El Teide es el pico más alto del país, además del tercer volcán de la Tierra con base en el lecho oceánico. Puede alcanzar temperaturas de hasta -5 ºC en muchos momentos del invierno, a diferencia de los 10 ºC del verano.

Parque Nacional del Teide / Pixabay
Parque Nacional del Teide / Pixabay

Playa de la Tejita en el Médano

Tenerife es un disfrute al tener muchas playas repartidas por toda la isla, pero cada una posee su encanto. En este caso, es una playa natural, la más grande de la isla, donde disfrutar de vistas increíbles al volcán Montaña Roja. Mediante un sendero se puede acceder a este punto, aunque también es posible darse un baño o un paseo por la orilla.

Momentos increíbles en el invierno de Tenerife

Aparte de los lugares mencionados, no hay que olvidar que Tenerife es mucho más que espacios naturales. De hecho, resulta imprescindible mencionar los carnavales de la ciudad. Bien es cierto que la pandemia ha privado de su celebración en los últimos años, pero es una festividad tradicional que se está retomando. Tienen lugar entre febrero y marzo y destacan por el paseo de carrozas, batucadas, disfraces y ritmos latinos por las calles. ¿Qué más se puede hacer?

Acantilado de Los Gigantes

Para los amantes de la aventura, darse un paseo por estos acantilados en kayak o en moto de agua será todo un placer. Sin duda, una experiencia única para deleitarse con la belleza de las paredes verticales, de hasta 600 metros, que vigilan el océano Atlántico.

Los Gigantes / PIXABAY
Los Gigantes / PIXABAY

Siam Park

El Siam Park, situado en Costa Adeje, es un espacio ideal para que los niños disfruten, aunque también resulta muy recomendable para los mayores. Considerado uno de los mejores parques acuáticos de todo el mundo, cuenta con atracciones de todo tipo y con vegetación exuberante.

Todos estos planes son perfectos para visitar Tenerife en invierno. Solamente queda buscar las fechas en el calendario y conocer una isla que tiene un encanto muy especial durante todo el año.