El sur de Tenerife, epicentro del pirateo futbolístico en la isla

Tenerife no escapa a la picaresca de la emisión de partidos de fútbol de forma ilícita por parte de bares y locales de restauración

Guardar

Un bar emitiendo un partido de fútbol. Muchos tendrán lista de espera el domingo. / Archivo
Un bar emitiendo un partido de fútbol. Muchos tendrán lista de espera el domingo. / Archivo

Esta semana la Policía Nacional realizó una redada contra la distribución ilícita de la señal de televisión de partidos de fútbol en bares de ciudades todo el país, entre las que se encontraba Las Palmas de Gran Canaria. Hasta un total de 166 negocios fueron destapados con un coste superior al millón de euros para LaLiga.

En un contexto con el CD Tenerife clasificado para playoff y la UD Las Palmas en plena lucha por acceder al mismo, los aficionados al fútbol canario se lanzarán durante los próximos partidos a las calles para disfrutar en multitud tan decisivos partidos, sobre todo, los que sus equipos del corazón lo hagan fuera de casa. O con la todavía posibilidad  de un derbi en la lucha por el ascenso.

Sur de Tenerife

Por ello, muchos bares podrían multiplicar su facturación gracias a la euforia de los futboleros y a la emisión de los partidos en los locales, en los que se jugarán una cuantiosa multa si no cumplen con la ley de derechos intelectuales que se ha demostrado que persigue la policía.

A los locales multados en la isla de Gran Canaria dentro de la mencionada redada, Atlántico Hoy ha podido descubrir que en la zona sur de Tenerife casi se podría hablar de ‘práctica habitual’ el romper la Ley de los derechos intelectuales a la hora de emitir partidos el deporte rey en España.

Fútbol extranjero

Más allá de los propios encuentros del CD Tenerife, el origen del pirateo masivo en esta comarca de la isla son los partidos de las ligas extranjeras, así como los de la Champions League, pues casi el porcentaje completo de los asistentes de estos bares son turistas.

Así, en esta zona de Tenerife se intercalan bares con la emisión de los partidos de fútbol en regla con otros que incumplen, con el consiguiente perjuicio económico para lo que cumplen con la ley que, además de tener dicha emisión en regla, pierden clientes potenciales que se encuentran en los locales ‘ilegales’.

¿Cómo ejecutan el fraude?

Hay dos líneas habituales de actuación ilícita contra los derechos televisivos del fútbol en España. Una es mediante el fraude, en la que personas con contrato de abonado a las distintas plataformas usan su cuenta personal para usarlas en los bares, cuando es conocido que las tarifas para la emisión oficial en los locales es bastante más alta, con el llamado TV BAR, o bien emiten la señal del canal horeca.

El otro formato es la conocida popularmente mediante señal pirata, de la que sobresalen hasta cuatro fórmulas de pirateo de las infinitas que los que saben de eso pueden ejecutar.

Una de las más conocidas es la IPTV, un sistema por internet que no es ilegal, pero sí su uso para la emisión de fútbol en este contexto. Tan solo hace falta comprar un receptor compatible con este sistema, enchufarlo al dispositivo y empezar a ver el contenido. Sin antena, sin decodificador, ni conectarse a un servidor para recibir las claves.

Otra forma de piratear la señal es a través de CCCAM, un sistema similar al IPTV, pero con un decodificador. Se puede conseguir acceder a los canales siempre y cuando se tenga  una antena que se haya orientado correctamente, un decodificador compatible y haya que conectarse para recibir las claves

La tercera más común de romper con la ley audiovisual es mediante un decodificador ajeno la empresa que tiene los derechos, que se sintoniza moviendo una antena apuntando a los satélites y cuya señal es codificada por el aparato.

Por último, otro sistema común es la versión en streaming desde dispositivos móviles que se lanzan a una pantalla de smartTV.

Canal horeca

Precisamente, este jueves se abrió el sobre de la subasta por el canal horeca y los derechos del fútbol, del que no salió ninguna oferta, por lo que LaLiga decidió una comercialización de los derechos de manera no exclusiva, ofreciéndolo a todos los operadores que quieran acceder al canal para la emisión en bares y maximizar así el alcance de su producto, generando una mayor competencia en el mercado.

Archivado en: