Lenovo Tenerife pierde ante Real Madrid, se apagó en el último cuarto

El Lenovo Tenerife pierde ante el Real Madrid (70-72) en las semifinales de la Supercopa Endesa tras un partido que dominó en tres cuartos

Guardar

RS380994_Firmar acb Photo - E. Cobos
RS380994_Firmar acb Photo - E. Cobos
El Lenovo Tenerife pierde ante el Real Madrid (70-72) tras liderar el marcador todo el partido y no aguantar en los últimos diez minutos el empujón visitante. Cae eliminado y la final de la Supercopa Endesa será entre el FC Barcelona y Real Madrid.Lenovo Tenerife sorprendió en su puesta en escena, sin Marcelinho Huertas ni Shermadini en el quinteto inicial. Pero no le fue mal, Sulejmanovic se animó en la anotación y el luminoso representó un duelo de canastas por parte de los dos equipos. Marcelinho Huertas y Shermadini entraron a falta de siete minutos pero Pablo Lasso tenía un plan para pararlos. Siempre un jugador fuerte físicamente sobre el brasileño, a veces Taylor otras veces Hanga. Consiguieron que el juego del base no fuera lo bueno que tiene acostumbrado a su afición, con algún tiro sencillo fallado y varias pérdidas.Sin embargo, el grifo canarista se cortó en ataque al mismo tiempo que el músculo apareció en defensa. Este buen trabajo atrás, evitando tiros liberados de los grandes tiradores visitantes hizo que al término de los diez minutos, la ventaja a favor de los que actúan como local fuese de siete puntos (21-14).El buen tono defensivo local en el arranque del segundo cuarto le permitió mantener la ventaja en el luminoso, provocando dos pérdidas del Real Madrid. Sin embargo, la buena defensa visitante sobre Marcelinho Huertas, siempre ante un jugador más poderoso físicamente, hizo que el cuadro madridista recortara la distancia. Una canasta de Joan Sastre, bajo el aro, cortó la mala racha aurinegra (23-18), a falta de 6:20. Txus Vidorreta puso en pista a Marcelinho Huertas y Bruno Fitipaldo al mismo tiempo, para tener mayor control de la situación en ataque y pronto encontraron a Shermadini. Un dos más uno del pivot siguió ampliando (28-20) y posteriormente, el base brasileño hizo la canasta que llevó la máxima del partido hasta el momento (30-20).El Real Madrid reaccionó pero a medias, no le dio para acercarse más a su rival en el tanteo y el cuarto terminó con varias imprecisiones por parte de los dos equipos (37-31).El paso por vestuarios le sentó muy bien a Marcelinho Huertas que encontró puntos en los dos primeros ataques de su equipos. Una asistencia para triple de Sulejmanovic y su clásica canasta a una pierna (42-35) con dos minutos jugados. El cansancio apareció y el Lenovo Tenerife fue el que más lo sufrió. Sin claridad en el ataque y sin dureza en defensa vio como el partido llegó al (45-42) a falta de 3:55 para terminar el tercer cuarto.Pero los de casa reaccionaron, desde el triple Marcelinho Huertas volvió a poner el más diez a falta de 2:21 para cerrar el cuarto (52-42). Los nervios y dudas caían ahora en el Real Madrid, con falta técnica incluida para su entrenador. Rudy Fernández tuvo que abandonar la pista lesionado mientras que Sulejmanovic lo hizo con sangre en la cara por un impacto. Pero el Real Madrid volvió al partido, y el marcador al sonar la bocina (53-48).Un parcial de (0-6) inicial puso por delante al Real Madrid y calló al público local. La igualdad en este último cuarto iba a ser más y la tensión también. Marcelinho Huertas monopolizó todos los ataques para intentar reactivar a su equipo, pero la defensa sobre él muy dura. En los visitantes, lideró Williams-Goss y una canasta suya valía para distanciarse antes del tiempo muerto (55-59). La pausa le vino bien al equipo aurinegro, que volvió a igualar la contienda (59-59) pero respondió su rival con cinco puntos consecutivos muy rápidos, apagando a la afición tinerfeña (59-64) a falta de 4:20. Un triple de Hanga llevó el partido a cinco puntos a favor de los blancos a falta de minuto y medio y ahí el Lenovo Tenerife bajó los brazos, aunque tuvo una última jugada para la esperanza. Al final (70-72).

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM