Óscar Cano apuesta por un Tenerife "protagonista" sin jugar "un fútbol de mil pases"

El nuevo entrenador aseguró que las experiencias previas pueden "mirarse desde distintos puntos de vista", en relación a su etapa en el Sabadell y el Depor

Guardar

Óscar Cano explica el modelo de juego que pretende implantar en el Tenerife durante el curso 2023-24./ EFE.
Óscar Cano explica el modelo de juego que pretende implantar en el Tenerife durante el curso 2023-24./ EFE.

Óscar Cano fue presentado como nuevo entrenador del Tenerife este jueves en la Ciudad Deportiva Javier Pérez de la mano de Mauro Pérez. "Es un tipo de fútbol que creemos que va a gustar en la isla. Su suerte será la nuestra", afirmó el director deportivo antes de dar paso al técnico. A falta de un gran currículum en la categoría, el incentivo para la nueva temporada parece ser un cambio de estilo.

Después de Ramis y Garitano, Óscar Cano llega con la etiqueta de entrenador propositivo que, sin embargo, él mismo se encargó de matizar. "Quiero un equipo protagonista, pero se puede ser protagonista sin tener amplios porcentajes de posesión", aclaró Cano. "Propositivo está asociado a un fútbol de mil pases" y, en realidad, lo que busca es "determinación y pasión" y luego ya "el futbol te va diciendo qué es lo que se necesita".

Dudas sobre su perfil

Sobre las reticencias que su fichaje ha generado en gran parte de la afición, Óscar Cano puso por delante el respeto a "la afición soberana, porque el club es de ellos". Con todo entró a matizar sus dos experiencias previas "desde otro punto de vista". Aunque viene de descender con el Sabadell, Óscar Cano recordó que antes de su llegada, "a poco de acabar la primera vuelta, el equipo tenía 7 puntos" y, pese a todo, acabó acariciando la permanencia. 

Acerca de su papel en banquillo del Depor señaló que "decidieron prescindir de mí cuando el equipo estaba clasificado para el play-off". Con este bagaje, además de las dos campañas que dirigió en Segunda División, con una trayectoria total de 45 partidos entre Salamanca y Castellón, Óscar Cano toma los mandos de "una plantilla para soñar con el gran objetivo de llegar a las últimas jornadas con posibilidades de llegar arriba", comentó.

"A los que venimos de abajo no se nos dan muchas oportunidades y esta es una de ellas. España tiene muchos entrenadores capacitados que queremos aprovechar cuando se nos presenta una oportunidad de este calado", concluyó Cano. Junto a Óscar Cano llega al Tenerife su segundo entrenador de confianza, Elías Martín, que se unirá al resto de integrantes de un cuerpo técnico con perfil continuista "conformado por gente local que conoce la isla".

Relación con Garrido

Hasta el momento el mayor logro en la carrera de Óscar Cano se fraguó precisamente cuando dirigió al Castellón de José Miguel Garrido, club con el que subió a Segunda División en 2020. "Tuvimos una experiencia de éxito en Castellón pero Garrido y su gente han estado en distintos clubes y a mi no me han llamado nunca", comentó el nuevo técnico sobre su relación con el máximo accionista. 

Acerca de la situación judicial de Garrido, que actualmente está siendo juzgado por fraude fiscal, Óscar Cano aseguró que desconocer ese tipo de cuestiones, por lo que se ceniría a hablar de fútbol. 

La cantera y Carlos Ruiz

 "Lo primero que hago es mirar qué hay en el club, pero será el paso de los entrenamientos y la capacidad de los chicos lo que marque el protagonismo de la cantera. Mal haría si no mirase hacia dentro", anticipó Óscar Cano sobre su política de cara a las oportunidades para jugadores de categorías inferiores.

En el organigrama del club se reencontrá con Carlos Ruiz, leyenda blanquiazul y actual Director de Formación de fútbol base, que estuvo a sus órdenes en el Baza. Para el nuevo técnico del Tenerife, Carlos Ruiz "representa cómo quiero que juegue mi equipo, por elegancia, por capacidad de sufrimiento. Engloba muchos valores de los que quiero para mi equipo. Fue de las primeras personas que me llamó al enterarse que venia aquí.

Pero además de Carlos Ruiz, el técnico también tuvo referencias por parte de otros profesionales que han pasado por la isla, buenos amigos con los que mantiene relación como "Latorre, José Luis Oltra, Juanma Lillo o Estebaranz" que le adviertieron de cóme se vive el fútbol la afición del Heliodoro. "Sé que el Tenerife aquí es una religión", concluyó el nuevo inquilino del banquillo blanquiazul.