La proporción de contratos indefinidos se ha cuadruplicado en los grandes municipios de Canarias

Entre los municipios más poblados, en las dos capitales es donde menos está creciendo la proporción de contratos indefinidos

Guardar

Oficina del Servicio Canario de Empleo. /Servicio Canario de Empleo
Oficina del Servicio Canario de Empleo. /Servicio Canario de Empleo

Cuatro de cada diez contratos firmados en los grandes municipios de Canarias en 2022 han sido contratos indefinidos, una proporción que multiplica por cuatro la registrada en los diez primeros meses de 2019. En ese año, antes de la crisis económica provocada por pandemia de la COVID-19, en las ciudades más pobladas del Archipiélago solo el 11% de los contratos firmados fue indefinido, mientras que este año ese porcentaje ha rozado el 40%.

Entre enero y octubre de 2019, en los nueve municipios canarios de más de 45.000 habitantes (sin contar Arrecife) se firmaron casi 450.000 contratos de trabajo, de los que sólo 50.006 fueron indefinidos. En el mismo período de 2022, y a pesar de que el número de contratos es menor (395.139), la cantidad de indefinidos se ha multiplicado por tres hasta alcanzar los 157.023, el 39,7% del total.

Los cálculos están elaborados a partir de la estadística del Servicio Público de Empleo Estatal, que incluye datos de tipo de contratos para Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, La Laguna, Telde, Arona, Santa Lucía de Tirajana, San Bartolomé de Tirajana, Granadilla de Abona y Adeje.

Dentro del crecimiento del número de contratos indefinidos y el descenso de la temporalidad, algo común a todo el país, las dos capitales son las que se están comportando peor. En Las Palmas de Gran Canaria, el porcentaje de contratos indefinidos firmados este año es del 36%, mientras que en 2019 fue del 10,5%. En Santa Cruz de Tenerife ha pasado del 10,5% al 31,7%. Entre los municipios más poblados de Canarias, Santa Lucía de Tirajana es donde más contratos indefinidos se han firmado en 2022: el 58,7% del total.

El aumento del número de contratos indefinidos es consecuencia de la reforma laboral aprobada a finales de 2021 y que estableció el carácter preferente de ese tipo de contratos. Muchos contratos que antes eran temporales deben ser ahora indefinidos. La nueva normativa entró en vigor a finales de marzo, lo que provocó cambios en la estructura de la contratación. En los tres primeros meses del año ya se notó el aumento de los contratos indefinidos, pero a partir de abril se produjo un salto notable. En Santa Lucía de Tirajana, Arona y Granadilla de Abona se superó ese mes el 60% de contratos indefinidos sobre el total (en el municipio grancanario no se ha bajado de ese umbral desde entonces).

Cae la temporalidad

La temporalidad ha caído siete puntos en Canarias hasta situarse en el 22,4% al cierre del tercer trimestre. Un año antes era de 29,1%, según la Encuesta de Población Activa que elabora el Instituto Nacional de Estadística. Sigue siendo más alta que el promedio nacional, que era del 20,2% en septiembre.

Hay diferencias entre el sector privado y el sector público. En el privado, la temporalidad en Canarias estaba en la media nacional: el 17,5%, casi ocho puntos menos que un año antes. Pero en el sector público, si la temporalidad es  alta en todo el país (alrededor del 30%), en Canarias lo es aún más, y no ha mejorado mucho con la reforma laboral. El tercer trimestre terminó con el 39,7% de contratos temporales, apenas tres puntos menos que un añoo antes (42,5%).

Archivado en: