Diez años de evolución: Canarias y la montaña rusa del empleo

En los últimos diez años ha pasado de los 284.000 parados de 2012 a bajar la barrera de los 200.000 este mes de abril | Entre medio, un dramático año COVID en 2020 que cortó una dinámica positiva que hubiera permitido llegar antes a esa cifra

Guardar

Oficina de empleo del Servicio Canario de Empleo./ EFE
Oficina de empleo del Servicio Canario de Empleo./ EFE

Las cifras de desempleo hechas públicas este miércoles por el ministerio de Empleo arrojan unos datos de otra época en el Archipiélago. Una bajada del 29,57% en los últimos doce meses que suponen 198.981 desempleados, 83.542 menos que hace un año.

Esto hace que Canarias sea la segunda región española donde más ha descendido el paro en el último año, con una diferencia de siete puntos con respecto a la media nacional.

Haciendo balance respecto a los pasados diez años son más de 80.000 personas las que han dejado las listas del paro, lo que permite bajar de la cifra psicológica de los 200.000 desempleados y coloca a las Islas como una de las economía regionales que mejor están recuperando los niveles prepandemia.

La dependencia de Canarias del sector servicios la ha situado históricamente, junto a Extremadura y Andalucía, como una de las comunidades con mayor número de parados de la geografía nacional. Una circunstancia que, paradójicamente, ahora beneficia una mejor salida de la crisis actual.

Datos desde 2012

Hace una década el Archipiélago, sumido aun en la crisis de las subprime, contabilizaba casi 285.000 parados en las listas del Servicio Canario de Empleo. Unas cifras que se fueron reduciendo anualmente, de manera sostenida, hasta 2018.

De esta forma, en 2013 se reportaron 274.000, en 2014 fueron 260.000, un año más tarde salieron de las listas 13.000 personas hasta los 247.00 desempleados y en 2016 se llegó a los 229.000. Ya en 2017 hubo 216.000.

En el año 2018 se alcanzó el mínimo de la década con 207.000 parados, una dinámica rota al año siguiente aunque con muy poca diferencia con respecto a dicho ejercicio, con un ligero repunte de unas mil personas (208.000).

Año COVID

Irrumpió entonces la pandemia de COVID-19 en el año 2020 y los buenos augurios laborales del Archipiélago se paralizaron primero y empeoraron ostensiblemente después, una vez que la economía mundial sufrió el mayor parón de la época moderna.

Más de 70.000 parados volvieron a las listas de SCE con el correspondiente estado de shock de trabajadores y empresarios que se prolongó hasta abril de 2021, cuando engrosaron las listas del paro 282.523, el dato más alto desde 2012.

Desde aquel momento Canarias fue mejorando mes a mes, poco a poco pero de manera constante, sus indicadores. Así fue hasta enero del presente ejercicio (207.156 parados), cuando la variante ómicron produjo una pequeña contracción de la economía que, sin embargo, no supuso un problema de calado y permitió que al mes siguiente prosiguiera el descenso de las cifras del paro hasta llegar a este cuarto mes del año que ha supuesto el mejor mes en casi 15 años. Esperemos que la dinámica no cese.

Archivado en: