Los nuevos hábitos de los canarios ante la subida de la luz

Un 70% de los consumidores afirma haber modificado sus hábitos tras la subida de la luz

Guardar

Algunas acciones básicas como apagar la luz se han convertido en una rutina obligatoria. / Atlántico Hoy
Algunas acciones básicas como apagar la luz se han convertido en una rutina obligatoria. / Atlántico Hoy

Las familias canarias dedican al año más del 70% de su presupuesto para pagar la electricidad, según la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE. El pasado 27 de septiembre, la subida de la luz alcanzó su tercer precio más alto desde que se tienen registros.

España es el país europeo en el que más ha subido la luz, un 55% en solo seis meses. La factura de la luz en España, así como en Canarias, con la tarifa regulada a un consumo medio asciende a más de 60 euros por vivienda, todo ello dependiendo de las horas del día en las que se consuma.

En 2020 la factura media de las familias canarias solía oscilar entre los 30 euros, lo que supone un aumento de más de la mitad del precio. Estos cambios afectan a todo tipo de consumidores: casas, pequeñas y medianas empresas o grandes industrias.

Una rutina modificada 

Según un estudio realizado por la Mutua de Propietarios, el 60% de la población ha reconocido que sus hábitos han cambiado debido al incremento de la luz. Atlántico Hoy ha hablado con varias personas que se han visto obligadas a modificar su rutina para conocer qué nuevos hábitos han tomado debido a la subida de la luz. 

Rosa A. señala que antes no se preocupaba por la factura de la luz, pero ha notado bastante el incremento del precio. De 35 euros han pasado a cobrarle más de 60, según ella, el doble que hace unos meses. 

Eduardo M. es estudiante y comparte piso. Antes pagaba por la luz entre 12 y 14 euros, pero con la subida de los precios, su factura con un contrato de baja potencia ha aumentado a 35 euros. ‘’Intento tener el menor tiempo posible la luz encendida. Aprovecho las horas de la noche para cargar el móvil. También dejo puesto el temporizador de la televisión para no dejarla encendida durante la madrugada'', apunta. 

Preferencia por el uso del gas

Un debate que ha surgido a raíz de esta subida de la luz es el gasto causado por el termo eléctrico y la vitrocerámica. Francisco I. afirma que hace unos años decidió cambiar su termo eléctrico por uno de gas. ''A parte de que me resulta más eficiente, el gasto no tiene nada que ver. Puedo ahorrarme más de 30 euros al mes gracias al termo de gas'', destaca. 

Por otro lado, poner la lavadora por la noche es una acción muy repetida, ya que desde las 22:00 horas comienza la denominada ''hora llana'' con un coste intermedio. A partir de las 00:00 horas empieza la hora valle, que es la más barata para el consumo entre semana. Victoria M. apunta que en su casa ponen la lavadora a estas horas o los fines de semana para que el consumo sea más bajo. 

De igual manera, muchas personas como Elia C. intentan no tener funcionando más de dos electrodomésticos juntos, y asimismo comprueba que no se quede ninguna luz encendida sin usar. ''Hay que hacer todo lo posible para que la factura baje un poco, porque los precios actuales son desorbitados'', concluye. 

Problemas para los costes hoteleros 

Por su parte, las grandes empresas también se están viendo afectadas por esta subida de la luz. Atlántico Hoy publicaba hace una semana la denuncia de los hoteleros ante los altos precios de la luz y cómo esto afectaría a los clientes. 

Juan Pablo González, gerente de Ashotel, subrayó que los costes en energía ya suponen para algunos establecimientos su principal gasto.