La razones del éxito de Canarias con las ayudas COVID a empresas y autónomos

Fue la única región, junto a Islas Baleares, que repartió todos los fondos asignados y no tuvo que devolver nada al Gobierno

Guardar

Imagen de archivo de vehículos de distintas empresas de transporte. / EFE
Imagen de archivo de vehículos de distintas empresas de transporte. / EFE

El dato se conoce desde diciembre de 2021, pero el Gobierno de Canarias sigue presumiendo de su gestión en el reparto de las ayudas directas a empresas y autónomos. La comunidad fue la única, junto a Islas Baleares, que ejecutó todo el dinero asignado y no tuvo que devolver nada. Eso, a pesar de que era la región con más fondos disponibles: 1.144 millones de euros.

Como parte de las medidas aprobadas para apoyar a las empresas en su remontada tras lo peor de la pandemia, el Gobierno aprobó en marzo de 2021 una línea de ayudas directas de 7.000 millones de euros a repartir entre todas las comunidades y ciudades autónomas según el impacto de la crisis sanitaria en si economía. Canarias recibió más dinero que ninguna otra región.

Los gobiernos autonómicos tuvieron de plazo hasta el 31 de diciembre para ejecutar esas ayudas. El dinero no adjudicado tenía que ser devuelto antes del 30 de junio de este año. Casi una cuarta parte del total (1.719 millones, el 24,7%) de esos 7.000 millones no se ejecutó y tuvo que ser devuelto.

Las diferencias entre comunidades fueron enormes. Mientras que Canarias e Islas Baleares repartieron todo el dinero que les correspondió, otras devolvieron más de la mitad. Fue el caso de Murcia (62,9%), Castilla-La Mancha (59,7%), País Vasco (54,7%), Asturias (53,7%), Comunidad Valenciana (51,2%) y Aragón (51%). Además de las dos comunidades insulares, solo otras dos consiguieron ejecutar más del 75% de los fondos: Madrid y Cataluña.

Qué hizo diferente Canarias

¿Qué explica la diferencia entre Canarias y Baleares y el resto de comunidades? Según Elena Máñez, consejera de Economía, Conocimiento y Empleo, la clave en el éxito en el reparto de las ayudas en el archipiélago estuvo en la colaboración público-privada, que en aquella ocasión pasó de ser una simple declaración de intenciones a un trabajo conjunto que permitió agilizar los trámites y descargar de trabajo a la Dirección General de Promoción Económica, encargada de tramitar las ayudas.

Además de con otras áreas del Gobierno, al Consejería se apoyó en la CEOE y la Confederación Canaria de Empresarios para la elaboración del decreto de convocatoria de las ayudas. Y más tarde, en las cámaras de comercio, cuyo trabajo "fue verificar cada una de las solicitudes, comprobar que se cumplían los requisitos y resolver dudas", expllica Máñez.

"La adminstración no se paró para gestionar solo esos 1.044 millones. Para poder gestionar ese evolumen hubiésemos tenido que iniciar un proceso de contatación de personal temporal. Y eso hubiese retrasado la puesta en marcha de las ayudas", señala la consejera, que cifra en más de 100 peronas coordinadas por el Gobierno y las cámaras las que trabajaron en la gestión de la convocatoria de ayudas.

Fueron también las cámaras de comercio las que se encargaron realizar los pagos a empresas y autónomos tras recibir el dinero de la Consejería de Hacienda. La última trasferencia de fondos la realizó la Dirección General del Tesoro a las cámaras de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura a mediados de diciembre de 2021, un par de semanas antes de que se cumpliera el plazo para ejecutar los fondos asignados.

La colaboración del Gobierno con el sector privado fue clave para el éxito de Canarias con las ayudas COVID a empresas. / Atlántico Hoy
La colaboración del Gobierno con el sector privado fue clave para el éxito de Canarias con las ayudas COVID a empresas. / Atlántico Hoy

"Es un caso de éxito"

"Pusimos sobre la mesa un instrumento de colaboración público-privado. Entendíamos que la coordinación tenía que estar en la convocatoria, y que había que buscar un instrumento de colaboración que fuera ágil. Por eso el trabajo con las cámaras de comercio, que tienen capilaridad y presencia en todas las islas", dice Máñez. La consejera califica el reparto de más de 1.000 millones de euros en seis meses de "un reto sin precedentes". "Para los fondos Next Generation tienes hasta 2026. Estos había que abonarlos antes de finalizara el año 2021", dice.

La consejera que la fórmula empleada por Canarias para el reparto de esos fondos no fue utilizada por ninguna otra comunidad. "Era un riesgo, pero salió bien y es un caso de éxito. Teníamos confianza en las cámaras. Y ha habido mucho trabajo en equipo".