La ausencia de cargadores frena la renovación de los coches de alquiler

Empresas de coches de alquiler denuncian que el único escollo que encuentra hoy en día para la renovación completa de su flota es la falta de cargadores eléctricos

Guardar

La ausencia de cargadores frena la renovación de los coches de alquiler
La ausencia de cargadores frena la renovación de los coches de alquiler

Reducir las emisiones de CO2 en las grandes ciudades es un reto que cada vez más urbes están afrontando. Canarias se sumará a las restricciones de vehículos contaminantes a partir de 2030 y las empresas de vehículos de alquiler explican que se adaptarán a esta medida fácilmente, sin embargo, denuncian que faltan cargadores para vehículos híbridos. 

La renovación de las flotas no es un problema. De aquí a 2030 explican varias empresas que las renovarán entre tres y cuatro veces. De hecho, poco a poco ya han ido adquiriendo vehículos eléctricos, pero sobre todo híbridos. Juan Antonio Jiménez es dueño de Jocar y presidente de la Asociación Profesional de Empresarios de Coches de Alquiler (Apeca).El 5 % de su flota es de vehículos híbridos. Explica que el único escollo que encuentra hoy en día para la renovación completa de su flota es la falta de cargadores. 

Faltan cargadores eléctricos

Asegura que desde que la infraestructura de cargadores eléctricos sea totalmente óptima en las islas, las empresas no tendrán problemas para renovar su flota. Ni siquiera el alto precio de estos vehículos sería un problema, ya que explica que los turistas que llegan a Canarias están dispuestos a pagar de más por un vehículo no contaminante. 

En la otra cara de la moneda está Oasis rent a car. La empresa cuenta con unos 250 vehículos en su flota, pero ninguno es eléctrico o híbrido. “Aquí en la isla es muy difícil, son muchos kilómetros”, comenta José Miguel, uno de sus trabajadores. Añade también que la batería de un coche duraría tan solo un día y que recargarlo supondría parar el vehículo durante varias horas. Pero sobre todo denuncia que hay pocos puntos de recarga repartidos por las islas. 

Aumentarán las infraestructuras

Estanislao de Mata Pérez, vicepresidente ejecutivo de Sixt en España se muestra más optimista, ya que las grandes ciudades sí que cuentan con una red de estaciones de carga. “Y creemos que la tendencia continuará, debido a que también la sociedad está cada vez más concienciada con los problemas medioambientales”, comenta. 

“Nos comentan desde las instituciones que están trabajando en poner cargadores. Pero de momento no hay suficientes”, denuncia Jiménez. A ello se suma la poca información que poseen los turistas sobre dónde están situados los puntos de recarga.

Faltan chips, faltan vehículos eléctricos

Por otra parte, según José Miguel ahora no hay coches para comprar. Aunque son los vehículos de alquiler los que están liderando las matriculaciones en las islas. Explica que la falta de chips a nivel mundial está atrasando la venta de vehículos eléctricos. Hasta nueve meses pueden tardar en traer la flota, según explica Jiménez. 

Desde Sixt explican que los vehículos que sus adquisiciones están pendientes de la crisis de semiconductores a nivel mundial. “Todavía hay una gran incertidumbre con los fabricantes y ni ellos mismos saben cuándo van a poder tener una amplia disponibilidad de flota y cuánto van a dedicar a los particulares o a las compañías de vehículos sin conductor”, explican. 

La empresa ya ha elaborado un plan para el año 2022,” pero no creemos que vayamos a culminar con el mismo volumen de flota del año 2019. Esto también afectará por supuesto a la proporción de vehículos diésel y gasolina y a nuestra flota eléctrica.”, explica Mata Pérez. 

Problemas de oferta

El vicepresidente destaca la incertidumbre con los fabricantes, que desconocen cuándo tendrán la disponibilidad de vehículos. “Si no tenemos flota suficiente el año que viene para cubrir la demanda, podríamos tener un grave problema. Y ya no hablo de precios, sino de poder dar el servicio adecuado a los clientes”, informa.

 

Archivado en: